Connect with us

Ultimas Noticias

Pesadilla de Florida: un huracán durante una pandemia

¿Qué podría ser peor que una pandemia que sobrecargue los sistemas de salud y cause un colapso económico mundial? Florida sabe la respuesta: una pandemia que se produce durante la temporada de huracanes, que ya está en el horizonte y hace que el estado del sol actualice dramáticamente sus preparativos para la tormenta.

El huracán es malo. Si combinas los dos, será más que una suma». – dijo Bryan Koon, quien hasta 2017 dirigió la División de Manejo de Emergencias de Florida y que ahora es un asesor de emergencias independiente.

«El impacto del huracán en el entorno ,será peor que cualquiera de ellos, incluso combinados. Será un efecto multiplicador, no un efecto aditivo». – dijo AFP.

Este peor escenario es cada vez más probable.

Los meteorólogos de la Universidad de Colorado, así como de Accuweather, ya predicen que la temporada de huracanes de este año será más activa de lo habitual, diciendo que entre julio y noviembre puede haber cuatro grandes huracanes con vientos de más de 110 millas por hora (180 kilómetros por hora).

«Por supuesto que nos estamos preparando para lo peor», dijo el gobernador de Florida Rick de Santis el jueves. «Espero que no tengamos que lidiar con el huracán. Pero creo que debemos asumir que tendremos un huracán como este».

– «Decisiones difíciles» –

Los residentes del estado saben muy bien qué hacer si hay una amenaza de huracán: abastecerse, tapar con tablas las ventanas o evacuar las casas y tiendas y salir de su camino si es malo.

Los que no pueden permitírselo son evacuados en autobuses y refugios. Cuando regresan a casa, deben ocuparse de la limpieza y las reparaciones.

La pregunta que ahora enfrentan los líderes de Florida es: ¿cómo mantenemos esta estrategia de evacuación masiva este año, cuando se advierte a la gente sobre las prácticas de distanciamiento social? ¿Cómo se gestionarán los refugios en una época de enfermedades mortales altamente contagiosas, cuando el protocolo normal es poner a la gente al lado de los demás en catres en los gimnasios de las escuelas?

«Tus amigos y familiares no te quieren en su casa porque tratan de no enfermarse» – dijo Koon. «Así que traer un montón de gente extra podría no funcionar.»

«Los hoteles pueden no estar abiertos. Los hoteles cierran debido a la baja ocupación. No sé cómo vas a abrir grandes albergues. No puedes llenar el gimnasio con gente ahora. Eso será problemático. „

«La gente tendrá que tomar decisiones difíciles», dijo.

«¿Prefiero quedarme aquí y arriesgar mi casa por un tejado tirado o una tormenta que inunde mi casa?
– Instrucciones de prescripción –

Koon, actual Vicepresidente de Gestión de Crisis y Seguridad Nacional de la Empresa de Asesoría de Crisis del IEM, señala que muchas personas no tendrían los fondos habituales para pagar el gas, el transporte o los hoteles si decidieran evacuar.

Desde el jueves, unos 17 millones de estadounidenses han perdido sus empleos gracias a un bloqueo nacional para detener la propagación del coronavirus.

Los senadores de Florida Rick Scott y Marco Rubio pidieron a FEMA, la agencia federal de rescate, que desarrollara una estrategia para el huracán que llevara a un aterrizaje durante la pandemia.

En particular, le pidieron al jefe de la FEMA, Peter Gaynor, que «considere cómo evacuar y refugiar adecuadamente a aquellos que tienen o sospechan que tienen el coronavirus en caso de una tormenta».

Un portavoz de la FEMA dijo a la AFP que la agencia está trabajando con las autoridades locales y estatales para desarrollar nuevas directrices.

El actual jefe de la Agencia de Gestión de Crisis del Estado de Florida, Jared Moskowitz, dijo por separado al Sun Sentinel que creó un equipo para desarrollar un nuevo plan de respuesta.

En 2018, el huracán Michael, una tormenta de categoría cinco, arrasó la región suroeste de Florida, causando una devastación cuyos efectos aún se sienten.

Un año antes, en 2017, cuando el huracán Irma azotó, millones de personas evacuaron sus hogares en Florida y alrededor de 300.000 encontraron refugio en refugios.

Y sólo fue en Florida. Se estima que en Puerto Rico, el huracán María mató a unas 3.000 personas cuando azotó en 2017, mientras que el año pasado, el huracán Dorian desencadenó una crisis humanitaria de la que las Bahamas todavía no se han recuperado.

«La esperanza no es la estrategia que necesitamos ahora. Necesitamos una planificación muy dura». – dijo Koon.

Advertisement
Clic aquí para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tragedia

Al menos 37 fallecidos por el fuerte sismo en Indonesia

Al menos 37 personas perdieron la vida en un fuerte terremoto ocurrido el viernes en la isla Sulawese de Indonesia que provocó el derrumbe de varios edificios, entre ellos un hospital donde los rescatistas buscaban supervivientes.

El temblor de 6,2 grados de magnitud durante la noche dejó varios cientos de heridos y causó pánico entre los residentes de Célebes occidental, que ya ha sufrido un desastre aún mayor en 2018.

«Hemos extraído (de los escombros) 29 personas muertas», en las afueras de Mamuju, la capital de la provincia, dijo arianto, el jefe local de los equipos de rescate. Diez sobrevivientes fueron rescatados entre las ruinas, añadió, aunque no pudo precisar cuántas personas podrían estar aún atrapadas.

Otras ocho personas perdieron la vida en Majene, una ciudad de la región de Mamuju, dijo el jefe del organismo nacional de gestión de desastres.

En Mamuju, una ciudad de 110.000 habitantes, los rescatistas buscaban a más de una docena de pacientes y personal médico desaparecidos bajo los escombros de un hospital.

«El hospital está destruido. Se ha enrollado. Hay pacientes y prisioneros del personal del hospital entre los escombros y estamos tratando de evacuarlos». – Arianto le dijo a la agencia de noticias AFP.

Al menos un hotel se derrumbó con temblores y la sede del gobierno local sufrió graves daños, según los trabajadores de rescate.

El temblor de tierra con una magnitud de 6,2, según el Instituto Geofísico de los Estados Unidos (USGS), ocurrió el viernes a las 02H18 hora local (18H18 GMT del jueves). El epicentro estaba situado a 36 km al sur de Mamuju, a una profundidad significativa de 18 km, usgs especificados.

Las fotos muestran a los residentes huyendo en moto o en coche y conduciendo a través de techos de chapa colapsados y edificios dañados.

«Las rutas se rompieron y varios edificios se derrumbaron», dijo Hendra, un testigo de 28 años que vive en Mamuju. «Los temblores fueron muy fuertes (…) Me desperté y me escapé con mi esposa.»

Riesgo de réplicas
El organismo meteorológico y geofísico de Indonesia advirtió de la posibilidad de nuevos temblores e instó a los residentes a evitar la costa debido al riesgo de tsunamis.

«Las réplicas podrían ser iguales o más fuertes que (el temblor) de esta mañana», dijo Dwikorita Karnawati, jefe de la agencia.

Todo el mundo está «en pánico porque las autoridades nos han advertido que podría haber réplicas del tsunami», dijo Zulkifli Pagessa, un vecino de Mamuju, a la AFP.

Para el jueves, un temblor de magnitud 5.8 ya se había sentido en la región, sin dejar daños importantes.

Después del ismo del viernes, los deslizamientos de tierra rompieron el acceso a una de las principales rutas de la provincia. El aeropuerto local de Mamuju también fue dañado.

El archipiélago indonesio está en el «Cinturón de Fuego del Pacífico», una zona de fuerte actividad sísmica.

La región de Palu, en la isla de Sulawese, fue golpeada por un violento terremoto de magnitud 7,5 en septiembre de 2018, seguido de un devastador tsunami.

El desastre dejó más de 4.300 muertos y desaparecidos y al menos 170.000 desplazados.

En 2004 se registró otro terrible terremoto de magnitud 9,1 frente a las costas de Sumatra, que provocó un tsunami que mató a 220.000 personas en la región, unas 170.000 de ellas en Indonesia.

Continuar lectura

Ultimas Noticias

Beni: anuncian inundaciones en los pueblos cercanos a la Ley del Río Mamoré

Ante las fuertes lluvias que vienen cayendo desde hace varios días en el Beni, expertos del servicio meteorológico del departamento han lanzado un llamado de alerta a la población, que califica para un inminente desbordamiento de los ríos Mamoré, Yapacaní e Ichilo, por lo que anuncian fuertes inundaciones, especialmente en Trinidad.

Las inundaciones en esta región del país afectan principalmente al sector ganadero, que debe prever el traslado de miles de cabezas de ganado a zonas altas para evitar pérdidas.

Según el portal Publiagro Jesús, Hugo Leigue, miembro de la Meteorología de Aasana de Beni, ha alertado a los habitantes de la región para que tomen medidas preventivas. «Debemos anunciar la inminente inundación que afectará a muchas poblaciones, entre ellas Trinidad y Yacuma, todas ellas cercanas a la cuenca del río Mamoré», dijo.

Desde el lunes hasta ayer las lluvias causaron extraordinarias inundaciones en el río Ichilo, de 13,2 metros de altura, aunque los límites normales son de 9 metros.

En enero de 2019, más de 3.400 cabezas de ganado se inundaron en el departamento del Beni.

Averigüe más…

Beni, la segunda región de cría más grande del país

Tiene más de 3 millones de cabezas de ganado. Va detrás de Santa Cruz.

El Beni se destaca por su estado de salud

El sector ganadero exige declaraciones sin fiebre aftosa sin vacunación.

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator

Continuar lectura

Tragedia

Una tormenta de granizo en Sucre deja cuatro muertos y arrastra vehículos y tiendas

Al menos cuatro personas murieron ayer en Sucre, a causa de una tormenta de granizo que también inundó las calles del centro de la ciudad y arrastró varios vehículos y un número similar de puestos comerciales.

Según el periódico Correo del Sur, los vendedores instalados cerca del Mercado Campesino observaban impotentes como sus mercancías eran arrastradas mientras los conductores miraban el agua azotar sus vehículos. A las 20.00 horas, docenas o incluso cientos de personas trataron de recuperar algunas de las personas desaparecidas, por ejemplo en la zona de San Juanillo, donde incluso informaron de que los ladrones se habían llevado los bienes arrastrados.

Dirección Ds.

«Tenemos algo fuera del registro de un hombre sin hogar que habría sido arrastrado por una fuerte lluvia, pero esto no ha sido confirmado», respondió a una pregunta sobre un posible fraude en los medios sociales.

Más tarde, el Correo del Sur, citando «fuentes fiables», informó de que se trataba de tres muertes, aunque los datos deberían ser oficiales. Dos personas habrían muerto si hubieran sido arrastradas por el agua, y la tercera, electrocutada.

Más tarde, en la página siete se informó de una cuarta cifra de muertos. El director del Hospital de Santa Bárbara, Juan Carlos Yáñez, confirmó a Radio Correo del Sur que el cuerpo del fallecido, de entre 40 y 48 años de edad, y ocho pacientes, tres mujeres y cuatro hombres, llegaron con escalofríos y heridas leves.

Entre los heridos se encontraba una mujer embarazada de siete meses cuya salud preocupaba al personal del hospital por la vitalidad del feto; en el momento del examen. Todos permanecerán en el hospital bajo observación.

Los ciudadanos exigieron la presencia de brigadas de ayuda y la ausencia de paramédicos, ya que varios empresarios estaban en sus puestos y podían sufrir de hipotermia por el agua fría acumulada.

Los agraviados en el Mercado Campesino lamentaron que las autoridades no actuaran y están esperando lo mismo cada año cuando saben que las tormentas de granizo y las fuertes lluvias a menudo causan situaciones de emergencia ante hidrantes de tormenta obstruidos.

Unos 30 minutos de sobrellenado y rabia

La fuerte lluvia que tuvo lugar ayer en Sucre ocurrió alrededor de las 18:45 y duró unos 30 minutos. El evento no tuvo nada de sospechoso para los ciudadanos y comerciantes del Mercado Campesino, a pocos minutos del centro de la capital.

 

Continuar lectura

Mejores Noticias