Connect with us

salud

«No queremos más»: Los residentes de Wuhan comparten historias de pérdida y supervivencia

Un vendedor de mariscos entre las primeras personas infectadas con el nuevo coronavirus ha cambiado de opinión sobre lo que es importante en la vida.

El médico que trató a algunos de los primeros pacientes todavía se pregunta por qué el virus se comporta de la manera en que lo hace.

El psicólogo se preocupa por las profundas y persistentes tensiones emocionales desde el brote.

Un superviviente busca justicia por la muerte de su madre, aunque sabe que su juicio contra las autoridades probablemente nunca será llevado a la justicia.

He aquí algunas personas de Wuhan, China, que sobrevivieron a una pandemia que se cobró casi medio millón de vidas en todo el mundo.

Ahora los residentes de Wuhan están regresando al lugar donde comenzó, incluyendo las primeras infecciones reportadas, un bloqueo de 76 días de la ciudad, los esfuerzos de los residentes para ayudarse mutuamente a sobrevivir, y los errores iniciales del gobierno en la lucha contra el virus.

Lo peor ha pasado, dicen las autoridades de seguridad chinas. La salud. Cada semana, los nuevos casos de coronavirus en Wuhan han disminuido a un puñado, aunque recientemente han renacido en Beijing.

Estos residentes de Wuhan dicen que no han olvidado las semanas de aislamiento, miedo y corazón roto. Aquí están algunas de sus historias.

Un vendedor de mariscos corre al hospital

W. puede ser una de las primeras personas en el mundo en infectarse con un nuevo coronavirus.

Pidió usar su primera inicial debido a la sensibilidad de discutir la epidemia en China. Las autoridades han detenido a personas que sospechan que están criticando o cuestionando su versión y el momento de la respuesta del coronavirus.

El hombre de 56 años era un vendedor de mariscos en el ahora notorio mercado de mariscos de Huanan en Wuhan. Las autoridades chinas cerraron el mercado al aire libre en enero después de que la gente contrajo un nuevo virus.

W. comenzó a experimentar síntomas de gripe el 19 de diciembre. Esa noche se sintió lo suficientemente bien como para cuidar de sus dos sobrinos jóvenes, durmiendo con uno bajo el brazo.

Sam intentó con hierbas chinas y antibióticos, pero la fiebre persistió. El 30 de diciembre, cuando sus síntomas empeoraron y tuvo dificultades para respirar, fue llevado en ambulancia al Hospital Wuhan Jinyintan.

«Los médicos le dijeron a mi familia que debían prepararse para el funeral si mis síntomas no mejoraban», recuerda W.

Finalmente, después de 14 días en el hospital, W. se recuperó. Desde entonces, se han confirmado más de 9,6 millones de muertes en todo el mundo. Según los datos recogidos por la Universidad Johns Hopkins, 489.854 han muerto desde el viernes.

Como muchos residentes de Wuhan, W. está ahora tratando de volver a la vida. Los proveedores de Huanan ya se están estableciendo en nuevos mercados. (El mercado original sigue atrincherado y su contenido incinerado.

W. cree que contrajo el virus de uno de sus empleados, que regularmente jugaba a las cartas con otros comerciantes de Huanan, todos los cuales fueron más tarde hospitalizados por el virus.

«El Coronavirus es como la gripe, y cuando llega la temporada de gripe, los chinos se enferman de gripe y los americanos se enferman de gripe», dijo. Aunque todavía hay muchas incógnitas sobre el COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, los médicos descubrieron que la enfermedad tiene diferencias significativas en comparación con la gripe.

Ahora la mente de W. está en el futuro. Espera poder pasarle el mayorista de mariscos a su hijo de 30 años.

También dice que el virus ha cambiado su visión de la vida. «El dinero ya no parece tan importante. Lo más importante es una vida sana», dice W.. «Solíamos hacer todo lo posible para ganar dinero. Ahora ya no deseamos mucho».

El especialista en respiración se pregunta sobre el nuevo virus

El subdirector del Hospital Jinyintan, el Dr. Huang Chaolin, recuerda cuando W. entró. Huang, un especialista en enfermedades respiratorias, se preguntó cómo diagnosticar un nuevo virus.

«Fue antes de que las pruebas de diagnóstico estuvieran disponibles, así que tuvimos que basar nuestros diagnósticos clínicos en los proveedores de Huanan como base», dice Huang. Más tarde, el doctor se enfermó de coronavirus, pero se recuperó.

Cuando W. fue admitido en Jinyintan el 30 de diciembre, los oficiales médicos de emergencia ya llevaban máscaras faciales, recuerda.

El mismo día, Li Wenliang, un oftalmólogo de Wuhan, advirtió a otros médicos en una charla de grupo sobre un grupo de misteriosos nuevos casos de neumonía que llegaron a su hospital.

La policía amonestó a Li y a otros siete miembros del personal médico por «chismes». Más tarde, Li murió del propio coronavirus, causando una ola de ira y dolor en China por los primeros errores.

Mientras tanto, los médicos han tratado de hacer frente a la escasez de recursos. «Trabajamos en turnos de 12 horas. No había suficientes camas», dice el Dr. Peng Zhiyong, director de la unidad de cuidados intensivos del hospital Zhongnan de Wuhan, que finalmente triplicó el tamaño de su OIM. «La presión emocional era inmensa para todos».

En febrero, el personal de Zhongnan fue llamado para dirigir el Hospital Leishenshan, uno de los dos centros temporales de tratamiento COVID-19 erigidos en las afueras de Wuhan.

lo visitó a principios de abril como parte de una gira organizada por el gobierno. Los médicos enviados desde los principales hospitales del país para ayudar a los trabajadores de la salud en Wuhan ya han regresado a casa, pero dejaron cientos de fotos dibujadas a mano en las paredes.

Una caricatura mostraba al presidente chino Xi Jinping, con el puño levantado, declarando «La victoria está garantizada».

Los médicos dicen que siguen preocupados por el aumento del número de portadores asintomáticos del virus y advierten que no hay cura más allá de la vacuna.

«Actualmente no existe un único medicamento que pueda tratar los diversos síntomas del virus», dice Zhao Yan, médico de urgencias del Hospital Zhongnan. «Esto nos recuerda que el virus puede cambiar.

¿Se está volviendo más severo o leve? No lo sabemos. Todo lo que puedo decir es que se manifiesta de forma diferente [en Europa y Estados Unidos] que en China».

El Dr. Wang Xinghuan, un colega de Zhao en el Hospital Zhongnan que dirigió las operaciones de Leishenshan, está de acuerdo, admitiendo que el entendimiento actual del virus «tiene grandes defectos».

El psicólogo recuerda el bloqueo y la desesperación

El teléfono llegó a la medianoche de mediados de marzo. La mujer, por otro lado, estaba desesperada. Toda su familia cayó enferma con COVID-19. Como contacto cercano, ella estaba encerrada en su propia casa. Se sentía suicida sola.

Du Mingjun, el psicólogo de Wuhan que respondió a la llamada, finalmente sacó a la persona que llamó de la ventana.

«Están preocupados por el futuro y se preocupan por si la ciudad vuelve a explotar», dice Du. «Muchos se sienten avergonzados por haber contraído la enfermedad.»

Y añade: «[El bloqueo] fue una prueba para la sociedad en su conjunto.»

El 23 de enero, Wuhan cerró repentinamente la ciudad de forma abrupta del resto de China. Los residentes pasaron la mayor parte de los dos meses y medio dejando sus hogares.

Du estableció una línea telefónica de ayuda en una ciudad de 11 millones de personas porque durante el bloqueo se produjeron casos violentos de enfermedades mentales y violencia doméstica.

Apoyada por más de 200 voluntarios con calificaciones de asesores en China, Estados Unidos y Canadá, la línea de atención telefónica de Du funcionó las 24 horas del día para atender a docenas de llamadas diarias en el punto álgido de la epidemia.

Advertisement
Clic aquí para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

salud

9 de cada 10 pacientes que llegan a cuidados intensivos con covid fallecen

Los médicos del país advierten de un desastre sanitario si el gobierno no toma medidas restrictivas para los ciudadanos. Dicen que 15 Galens han perdido la vida en 10 días. Además, la tasa de mortalidad en las unidades de cuidados intensivos (UCI) oscila entre el 80 y el 90%, con una alta tasa de mortalidad y una baja facilidad de recuperación. Afirman que los pacientes críticos no pueden esperar o aguantar, como pidió el Presidente Luis Arce.

El ex presidente de la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica e Intensiva, Adrián Ávila Hilari, lamenta que las autoridades no estén aprendiendo de la primera oleada, ya que todavía hay escasez de camas, personal e infraestructura.

«Estamos pagando facturas muy altas, nos hemos reunido a nivel nacional y la realidad es en toda Bolivia. Estamos en una ola y ya estamos colapsando. En los últimos 10 días hemos perdido 15 profesionales, profesionales que son irremplazables!» – dijo Ávila, actual presidente de los intensivistas de La Paz.

A su vez, el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, dijo que el gobierno no está tomando en serio las consecuencias del virus. El aumento de los casos es alarmante y en los últimos días se ha informado de la vida de más de una docena de médicos.

«El gobierno no está haciendo nada, cree que tener pruebas es suficiente y ese no es el punto. El punto es tener una posición clara, una estrategia clara para defender el país contra el coronavirus». – dijo. Añadió que las vacunas llegan en abril, «así que por ahora tenemos que morir», dijo.

Mortalidad

Ávila informó de que las posibilidades de salir de los cuidados intensivos son mínimas, especialmente en los sectores de alto riesgo.

«Es muy variable, tiene que ser distribuido por grupos de edad. En general, las personas mayores de 60 años, cuando llegan al respirador, prácticamente mueren en un 90 por ciento. Es un alto porcentaje. Otro grupo que hay que definir son las personas que tienen alguna comorbilidad, como los pacientes obesos, los diabéticos, la hipertensión, con algunos problemas de pulmón, la tuberculosis (…) aproximadamente el porcentaje oscila entre el 80 y el 90 por ciento», dijo.

Larrea, por otra parte, pidió un receso electoral de 30 días en el que todos los candidatos dejen de hacer campaña.

Recordó que los trabajadores de la salud han exigido una declaración urgente de emergencia sanitaria y una cuarentena rígida para limitar la propagación del virus.

Ávila redujo que la alta tasa de mortalidad tiene su explicación en el origen del virus, ya que hasta ahora no se ha encontrado una cura.

«Saben muy bien que las vacunas llegarán. Aquí en Bolivia no estamos seguros del clima, pero la vacuna probablemente nos ayuda mucho porque el tratamiento específico para este virus no existe. Por eso la alta tasa de mortalidad en todo el mundo y Bolivia no será una excepción», dijo.

La lluvia radioactiva en las unidades de cuidados intensivos

El presidente de los impulsores de La Paz, Adrián Ávila, advirtió que por cada 100 personas positivas, de tres a cinco requieren cuidados intensivos.

«El país es incapaz de hacer frente al virus. Con la excepción de Tarija, las UCI de todos los departamentos se han colapsado. Las personas en estado crítico requieren cuidados intensivos, no pueden esperar y no hay una respuesta efectiva», dijo.

Recordó que el país contaba con 490 camas y poco más de 200 intensivistas especializados al comienzo de la pandemia, y que la situación es similar ahora, a pesar del aumento de camas.

Los jóvenes no pueden soportar 72 horas en la UCI

La agresividad de la segunda ola de Covid-19 se ha dirigido a personas entre 25 y 45 años, por lo que ahora no sólo apunta a personas mayores de 60 años.

Adrián Avila Hilari, ahora presidente de los intensivistas de La Paz, señala que los síntomas han cambiado y la agresividad es mayor.

¿Qué ha cambiado en esta segunda ola en comparación con la primera? «Estamos viendo gente joven que no vimos en la primera oleada: pacientes entre 25 y 45 años, cuando la primera oleada indicaba personas mayores de 60. Los jóvenes obesos están disminuyendo rápidamente en los cuidados intensivos, y la virulencia parece mucho mayor en comparación con los primeros. No pueden soportar 48 o 72 horas, a pesar de los cuidados intensivos. Si una persona joven piensa que su sistema inmunológico le protegerá en esta segunda ola, no es así. Estamos viendo un aumento de los casos en los jóvenes», dijo Ávila.

El gobierno descarta la cuarentena

El gobierno ayer puso en cuarentena al Departamento de La Paz, a pesar de escuchar los argumentos de las autoridades sanitarias.

El portavoz presidencial Jorge Richter dijo que las mesas legales y económicas funcionarán para ayudar con las necesidades de los centros de salud.

«Por ahora estamos trabajando en una lógica que no incluye la cuarentena, sino en acciones conjuntas», dijo el portavoz.

Continuar lectura

salud

Bolivia roza 17.000 casos de Covid-19 sólo en enero y los hospitales colapsan

En sólo 12 días de enero, Bolivia se acerca a los 17.000 casos confirmados de Covid-19, y los hospitales de emergencia de al menos tres ciudades han ampliado sus camas de internamiento y de la unidad de cuidados intensivos (UCI).

Mientras tanto, algunos hospitales de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz han caído y están pidiendo a las autoridades que aceleren la entrega de artículos, contratos y recursos.

El 8 de enero, el país experimentó un alto pico de casos reportados en 2021 con 2.263 infecciones por día, y en nueve de los primeros 12 días, el número superó las 1.000 infecciones diarias, acumulando un total de 16.637 casos positivos, según el Ministerio de Salud.

Este porcentaje representa el 75 por ciento del total registrado al 31 de diciembre. Los departamentos del eje son los que más han sufrido. Además, el número de muertes ya ha superado las 250.

Aumentar la capacidad

Con este panorama, los hospitales de las ciudades de El Alto, Tarija y La Paz han ampliado su capacidad de ubicación para brindar una mejor atención a los pacientes.

La Viceministra de Salud, Alejandra Hidalgo, anunció ayer que se ha ampliado la capacidad de los hospitales Santiago II de El Alto y Obrero de La Paz.

«El Hospital Santiago II cuenta con un total de 157 camas y se está ampliando a 200 camas de internación y 16 unidades de cuidados intensivos, que hemos ampliado a 23», dijo.

Mientras tanto, el séptimo piso ha sido «refeccionado» en el Hospital Obrero donde se han incluido 20 camas para el internamiento de los pacientes de Covid-19, mientras que otras 21 también se incluirán en el segundo piso, informó la ABI.

En Tarija, el Centro Departamental de Operaciones de Emergencia (COED) determina la ampliación de la capacidad hospitalaria del Hospital San Antonio y la contratación de 150 trabajadores de la salud entre médicos, enfermeras y personal de apoyo.

El objetivo es realizar rastrillajes como medida preventiva contra la propagación del covid-19, informó la ABI.

Colapso

El alcalde de La Paz señaló hace dos días que los hospitales de La Portada y Cotahuma ya no tienen camas disponibles en la sala y la unidad de cuidados intensivos para los ciudadanos que recibieron el Covid-19, informó la red Erbol.

«Si el gobierno central nos hubiera dado ayuda presupuestaria o la contratación de personal médico, podríamos haber ampliado nuestras camas, como lo hizo la gestión anterior», dijo la directora del Hospital Municipal La Portada, Liliana Gonzales.

Pueden acomodar hasta 100 camas, como lo hicieron el año pasado, pero actualmente sólo han incluido 65 espacios, dijo.

El secretario de salud del departamento de Santa Cruz, Joaquín Monasterio, dijo que las UCI de la región están rotas y que los pacientes no pueden ser atendidos por falta de personal.

«Hay que tomar medidas urgentes para dotarnos de recursos humanos. Además de que el gobierno contrate estos limitados recursos del SUS, el gobierno nacional debe proveernos con artículos», dijo.

En Cochabamba, la UCI del Hospital Viedma también colapsó y rechazó la atención de unos cuatro pacientes durante el fin de semana.

Los hospitales piden una cuarentena de cinco días

Ante el acelerado aumento de la infección por Covid-19, los directores del complejo hospitalario de Miraflores en La Paz piden al gobierno que decrete una rígida cuarentena de cinco días para detener el rebrote causado por el colapso del sistema de salud.

El director del Hospital del Niño, Alfredo Mendoza, dijo que la cuarentena daría «un respiro al sistema de salud». «Estamos viviendo en una situación crítica, nuestro sistema de salud es muy débil, no puede responder a la falta de infraestructura, medicinas y trabajadores de la salud», añadió.

Por su parte, el alcalde de La Paz, Luis Revilla, dijo que el COED La Paz está evaluando la implementación de una cuarentena rígida de cinco días.

Leer más…

El 60% de los pacientes de La Portada son adultos

El hospital municipal La Portada de La Paz informa que el 60 por ciento de los pacientes admitidos por el Covid-19 tienen entre 40 y 50 años. Aceptar pacientes de 25 años o más que se recuperen en el centro de salud.

Sin los insumos 20 iu no funciona en El Alto

Después de una inspección del Hospital del Sur de El Alto, el concejal Javier Tarqui señaló que 20 unidades de cuidados intensivos del complejo no funcionan por falta de insumos y medicamentos.

El senador pide que se denuncie el abuso en las clínicas

El senador del MAS Leonardo Loza pidió a la población que denunciara cualquier abuso de los pacientes en las clínicas públicas y privadas. «El ministerio competente debe tomar medidas porque el tema de Covid debe ser combatido y no podemos beneficiarnos, peor aún, económicamente», dijo.

El gobierno proveerá 80 artículos al Hospital del Norte

El ministro de Salud, Edgar Pozo, anunció el sábado que al menos 80 puestos estarán equipados para reclutar personal para el Hospital del Norte de la ciudad de Cochabamba entre médicos, enfermeras y laboratorios.

Continuar lectura

salud

Se han reportado reacciones adversas en 317 argentinos vacunados

Los efectos secundarios reportados después del uso de la vacuna contra el coronavirus Sputnik V en Argentina «fueron leves y moderados, no requirieron hospitalización y están dentro de los parámetros normales de cualquier vacuna», dijeron el viernes pasado los portavoces del Ministerio de Salud argentino a pocos días del inicio de la campaña de vacunación.

Según las autoridades sanitarias, se trata principalmente de fiebre, dolores de cabeza y dolores musculares, y desde que se contagiaron, comenzaron de seis a ocho horas después de la vacunación.

La cartera de salud informó de que hubo 317 casos de reacciones leves después de la vacunación, con 32.013 dosis de Sputnik V ruso entre los profesionales de la salud de la Argentina, que se notificaron en el Registro Federal de Vacunas Nominales (NoMiVac).

Fuentes del Ministerio de Salud dijeron al Télam que la elaboración de esos estudios estaba prevista como parte de la planificación estratégica para vigilar los acontecimientos relacionados con la vacunación.

Esos registros y controles «se planifican y se reflexionan en la planificación estratégica, y existe un sistema de registro en el sistema nacional de vigilancia.

En este caso, se ha hecho un esfuerzo por inducir a las jurisdicciones y zonas de vacunación a registrar acontecimientos como el dolor en el lugar de la vacunación, la fiebre, la fiebre o el dolor muscular». – añadieron.

Por último, explicaron que hasta ahora «los registros en la Argentina están en consonancia con las fases 1 y 2 de la investigación rusa» y que «los efectos secundarios negativos están en consonancia con las expectativas».

A su vez, agregaron que estos leves efectos secundarios «ocurren dentro de las 24 horas de la aplicación de la vacuna y desaparecen dentro de las 24 a 48 horas de su administración».

La distribución de 300.000 dosis de la vacuna Sputnik V en el país finalizó el pasado lunes 28, en una campaña que requiere tareas ininterrumpidas durante 24 horas y el uso de cientos de conservantes, toneladas de hielo seco y un gran número de camiones para iniciar el domingo el histórico programa de vacunación para miles de profesionales de la salud en todas las provincias.

De conformidad con el proyecto de asignación de dosis «federal, justa y proporcionada» para cada provincia, el plan de vacunación comenzó el martes 29 de diciembre, mientras que cada jurisdicción comenzó a desarrollar su propio plan de aplicación de dosis.

El mismo día en que se iniciaron las solicitudes, la Directora de Evaluación de Medicamentos y Documentación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), Agustina Bisio, dijo que la documentación relativa al Sputnik V recibida por el organismo «es tan detallada como la de otros estudios» y afirmó que «otras vacunas aprobadas en todo el mundo tienen más casos de efectos adversos» que la desarrollada por Rusia.

«Asegúrate de que estamos aquí para tratarlos», dijo Bisio, enfatizando que en el caso del Sputnik V, «la incidencia de los eventos no alcanza el 1%», mientras que «los informes de otras vacunas tienen muchos eventos adversos, y más graves y con un impacto mayor de hasta el 1%».

Continuar lectura

Mejores Noticias