Connect with us

Economia

Los cuatro países de Gran Bretaña comparten el enfoque de la crisis del virus

sobre la crisis británica el virus de la corona se ha reavivado uno de los debates políticos más amargos del país: ¿pueden el Reino Unido e Irlanda del Norte sobrevivir como una unión de cuatro naciones?

El domingo por la noche, el Primer Ministro Boris Johnson se dirigió al país grabado desde el 10 de Downing Street, anunciando su plan para salir del Reino Unido del bloqueo.

Instó a millones de personas a volver al trabajo y esbozó a grandes rasgos cuándo podrían reabrir las escuelas y las tiendas en los próximos meses.

También trasladó el mensaje principal de su gobierno del simple «Quédese en casa, proteja el NHS, salve vidas» a un más ambiguo «Esté alerta, controle el virus, salve vidas».

Pero antes de que se diera el mensaje de Johnson, la primera ministra escocesa Nicola Sturgeon dio su discurso. De esta manera, reveló la incómoda realidad de que Johnson tiene poco poder práctico sobre la gente de Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

De la hoja de ruta de Johnson, Sturgeon dijo que el gobierno escocés «no ha visto aún un plan completo, por lo que no podemos aceptarlo simplemente en Escocia» y que le había pedido a Downing Street «no implementar la campaña publicitaria «Alerta de Residencia» en Escocia».

El mensaje seguía siendo claramente «quedarse en casa».

Por supuesto, tenía el derecho de hacerlo. «Durante unos 20 años, el gobierno del Reino Unido ha sido en realidad sólo el gobierno de Inglaterra en enormes áreas de política», dice John Denham, un ex legislador laborista y profesor de política. Identidad inglesa en la Universidad de Southampton.

Desde finales del decenio de 1990, Westminster ha delegado muchos poderes a los órganos legislativos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte, lo que ha permitido a los gobiernos descentralizados establecer políticas internas en ámbitos como la salud y la educación.

No es de extrañar, entonces, que Sturgeon se confundiera cuando Johnson empezó a hablar de abrir escuelas, incluso el domingo por la noche. «Por ejemplo, cuando hablaba de escuelas, usaba los términos de grupos anuales que ni siquiera tienen sentido en Escocia.

La declaración no aclaraba qué directrices se aplicaban a todo el Reino Unido, y qué era lo que concernía específicamente a Inglaterra», dice Nicola McEwen, profesor de política territorial de la Universidad de Edimburgo.

Fuentes de Downing Street dijeron a la CNN que el propio Johnson pensaba que el mensaje era engañoso. «La filmación fue una completa pesadilla.

Se detuvo y comenzó a pedir un cambio de bits, quejándose de la duración, alegando que todo era demasiado complicado», dijo una fuente del gobierno, a quien no se le permitió hablar sobre el asunto.

Si bien esto puede no dar mucho consuelo a los habitantes de Escocia, Gales e Irlanda del Norte, que se sienten con demasiada frecuencia después de pensarlo, se han planteado importantes cuestiones acerca de cuánto tiempo puede durar el actual acuerdo – y cuán deseable puede ser.

Las tres administraciones descentralizadas han salido de Westminster, enfrentando esta crisis, a pesar de la creencia de que Johnson y Downing Street están liderando la respuesta de la coronación en todo el Reino Unido.

El ejemplo más sorprendente de esto fue el miércoles por la mañana, cuando las fotos inundaron los medios sociales de los viajeros empacados en la red de transporte de Londres cuando gran parte de Inglaterra volvió al trabajo.

Por el contrario, las otras tres naciones, que aconsejan a la gente que se quede en casa, mantienen sus economías en un estado más riguroso. En Inglaterra, ahora puedes reunirte en público con otra persona fuera de la casa – no puedes hacer eso en ningún otro lugar del Reino Unido.

Denham cree que la pandemia fue una señal de alarma sobre lo diferentes que se han vuelto las cuatro naciones. «En términos relativos, Inglaterra tiene un estado mucho más débil que los otros tres y tiene un centro de poder mucho más centralizado.

El forense reveló que en algunos temas clave otras naciones no pueden y no quieren cooperar con Inglaterra y la forma en que se maneja.»

McEwen está de acuerdo en que la pandemia ha arrojado luz sobre el poder político asimétrico del Reino Unido, que ha estado atormentado durante los últimos cuatro años del debate de Brexit.

«La tensa relación entre el Gobierno del Reino Unido y los gobiernos descentralizados en los últimos años se ha visto exacerbada por el hecho de que las cuatro naciones están ahora gobernadas por diferentes partidos políticos que tienen diferentes ideologías e ideas sobre el futuro de Gran Bretaña».

Advertisement
Clic aquí para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economia

El impuesto a la propiedad será cobrado a aquellos que tengan más de 30 millones de Bs.

El proyecto de ley, que crea un impuesto a la gran fortuna en el país, estará dirigido a personas que tienen más de 30 millones de patrimonio boliviano, según informó el martes el diputado del Movimiento Socialista (MAS) Omar Yujra.

Se estima que unas 150 personas tendrán que pagar este impuesto, que oscilará entre 150.000 y 600.000 bolivianos, y será anual y permanente, según lo adelantado en su momento por el Ministro de Economía, Marcelo Montenegro.

El legislador oficial defendió el proyecto de ley, que ya está en la agenda semanal de la cámara baja y que será acompañado por otra norma relacionada con la devolución del IVA, que beneficiará a las personas con un ingreso mensual promedio igual o inferior a 9.000 bolivianos y que ascenderá hasta el cinco por ciento del precio de venta sujeto al impuesto incluido en las facturas de compra.

En cuanto a los impuestos, el banco «Creer» rechaza. El eurodiputado José Carlos Gutiérrez dijo que «en lugar de castigar a los ricos, deberían castigar a los que generan pobreza y corrupción».

El proyecto indica que quienes tengan activos entre 30 y 40 millones de bolivianos tendrán que pagar el 1,4%, equivalente a 150.000 bolivianos; 40 millones, el 1,9%, unos 350.000 bolivianos; y 50 millones, el 2,4%, unos 600.000 bolivianos.

La idea de este homenaje fue una de las promesas que hizo el Presidente Luis Arce en su campaña, y se espera que la recaudación anual de fondos para este concepto llegue a unos 100 millones de bolivianos.

 

Continuar lectura

Economia

Francia está de acuerdo en destinar 110 millones de dólares a ayudar a los programas sociales en Bolivia

Francia ha anunciado hoy una ayuda de 800 millones de euros (unos 900 millones de dólares) a los países de América Latina y el Caribe para luchar contra la pandemia del Covid-19, en el marco del fortalecimiento de la cooperación entre Europa y la región y los Estados Unidos y China. En total, se espera que se asignen 100 millones de euros (110 millones de dólares) a programas sociales en Bolivia.

Esa suma, en forma de subvenciones y préstamos, está destinada a financiar «la asistencia de emergencia a los sistemas de salud», «contribuir a garantizar los medios de vida de los pueblos indígenas y de la población más vulnerable, especialmente las mujeres» y «preparar una recuperación sostenible después de la crisis», dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia en un comunicado.

En Brasil, entre los principales países beneficiarios, se prevén 200 millones de euros (unos 230 millones de dólares) para programas de ayuda de emergencia para las poblaciones desfavorecidas.

La Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) también movilizará 160 millones de euros (180) en préstamos a los bancos regionales de desarrollo brasileños.

En Colombia, 135 millones de euros (150 millones de dólares) apoyarán las inversiones de las autoridades locales en infraestructuras básicas.

En la República Dominicana, un préstamo de 200 millones de euros (225 millones de dólares) de la AFD financiará medidas extraordinarias en materia de salud, sociales y económicas.

Los ministros de relaciones exteriores de los 18 países europeos (entre ellos Francia, España, Italia y Alemania) y de América Latina (entre ellos México, Brasil, Colombia y Argentina) también acordaron en una videoconferencia fortalecer el diálogo político y la cooperación entre los dos continentes, así como la solidaridad en la lucha contra el Covid-19.

Además, expresaron su apoyo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha sido muy criticada por los Estados Unidos, que la acusan de favorecer a China en la crisis sanitaria.

«Ni Europa ni América Latina están interesadas en un cierre cara a cara con Estados Unidos por un lado y China por el otro», dijo el centro diplomático europeo.

Continuar lectura

Economia

El ex primer ministro francés François Fillon fue encarcelado por el escándalo del «trabajo falso».

Un tribunal francés ha dictaminado que el ex primer ministro François Fillon es culpable de pagar a su esposa más de un millón de euros en fondos públicos por «trabajo falso».

Fillon fue sentenciado a cinco años de prisión, tres de los cuales pueden ser servidos a la comunidad. También tendrá que pagar una multa de 375.000 euros y se le prohibirá presentarse a las elecciones durante 10 años.

Su esposa Penélope recibió una sentencia de tres años con suspensión de la pena, una multa de 375.000 euros y una prohibición electoral de dos años.

Sus abogados dijeron que apelarían el veredicto.

Los fiscales señalaron la falta de pruebas objetivas de su trabajo, incluida la falta de declaraciones de licencia remunerada o licencia de maternidad. Su salario era hasta nueve veces el salario mínimo de Francia.

El juicio se inició por una investigación del semanario satírico francés Canard Enchainé publicada en enero de 2017.

El periódico supuestamente tuvo a la esposa de Fillon, Penélope, como su asistente parlamentaria durante 15 años – excepto que no había pruebas de que ella hubiera hecho ningún trabajo.

El caso arruinó la candidatura del presidente Fillon para 2017, en el momento en que fue elegido como ganador, allanando el camino para la elección de Emmanuel Macron.

Ni siquiera pasó la primera ronda de las elecciones de abril de 2017.

Fillon, de 66 años de edad, insistió en que su esposa ganara dinero honestamente, diciendo «no hay duda» sobre la naturaleza de la cooperación de su esposa.

Durante el juicio, también defendió la contratación de su hija Marie y su hijo Charles como asistentes de 2005 a 2007. Los salarios recibidos se estiman en más de 117 000 euros.

En marzo de 2017 se le acusó de «malversación de fondos públicos», «ocultación y complicidad en el abuso de la propiedad corporativa» e «incumplimiento de las obligaciones de presentación de informes al HATVP (el alto organismo francés para la transparencia de los funcionarios públicos)».

Fillon fue anteriormente Primer Ministro del gobierno de centro-derecha de Nicolas Sarkozy de 2007 a 2012.

Continuar lectura

Mejores Noticias