Connect with us

Ultimas Noticias

Lo que hay que saber sobre el conflicto de Tigray en Etiopía

Las fuerzas gubernamentales etíopes han estado luchando contra un poderoso gobierno regional en el norte del país durante más de una semana, y cientos de personas han sido asesinadas.

El Primer Ministro Abiy Ahmed, ganador del Premio Nobel de la Paz, ordenó al gobierno que lanzara una ofensiva después de que la semana pasada acusara a su rival, el Frente de Liberación Popular de Tigray, de lanzar un ataque contra el ejército de Etiopía.

Miles de personas han sido desplazadas por los aviones de guerra del gobierno que bombardean objetivos en la región de Tigray. La retórica se exacerba en ambas partes del conflicto, lo que hace temer que pueda convertirse en una guerra civil total y desestabilizar una región ya de por sí frágil.

En un escenario de pesadilla, el conflicto podría llevar a los países vecinos, incluyendo Sudán, que está atravesando una frágil transición de su propio país, y Somalia, que sigue luchando contra un levantamiento islámico.

Aquí hay algunos puntos clave para entender:

¿Cómo comenzó este conflicto?

Tiene raíces profundas. Esencialmente, es una lucha por el poder que se remonta a 2018, cuando el levantamiento popular llevó a Abiy al poder.

Inició reformas democráticas y negoció el fin de lo que se había convertido en la Guerra Fría con la vecina Eritrea. Pero también desmanteló el partido gobernante de Etiopía, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope, que gobernó el país durante casi 30 años.

El EPRDF, que nombró a Abiya, era una coalición de partidos políticos étnicos. El Frente de Liberación del Pueblo Tigre dominó la coalición y acumuló gran fuerza como minoría étnica. Los tigres constituyen alrededor del 6% de la población de Etiopía.

Cuando Abiy los hizo a un lado, los líderes del TPLF se retiraron a su región natal en el norte de Etiopía. Desde entonces, Abiy los ha acusado de intentar desestabilizar el país. En un documento informativo enviado a los periodistas el jueves, su oficina acusó directamente al TPLF de organizar la violencia étnica en todo el país.

«Las manos ocultas del TPLF estuvieron presentes en la matanza de civiles en muchas partes diferentes del país», dice el documento.

Citó inteligencia pero no proporcionó pruebas. En el pasado, el TPLF ha negado acusaciones similares.

Sin embargo, según el Centro de Monitoreo de Reasentamiento Interno, la violencia ha desplazado a más de 3 millones de personas en los últimos dos años.

Pero la situación se deterioró dramáticamente cuando COVID-19 golpeó a Etiopía, el segundo país más grande del continente africano por población. Abiy debía guiar al país en las primeras elecciones verdaderamente democráticas de este verano. Pero citando la pandemia, las rechazó.

El TPLF argumentó que esto significaba una extensión inconstitucional del mandato del gobierno federal. Así que desafiaron las órdenes de Abiya, establecieron su propia comisión electoral y celebraron sus propias elecciones regionales. El gobierno federal declaró las elecciones en Tigray inconstitucionales, y ambas partes comenzaron a vender acusaciones de ilegalidad.

Abiy dijo que el TPLF cruzó la línea roja la semana pasada cuando supuestamente organizó un ataque múltiple contra el Comando del Ejército del Norte de Etiopía – «una traición que nunca olvidaremos», dijo Abiy.

El TPLF negó el ataque. En su estación de televisión, después de que estallaran los combates, el presidente regional Debretsion Gebremichael llamó al diálogo. En una carta dirigida a la Unión Africana, acusó al gobierno de haber tomado el poder y acusó a Abiy de encarcelar a sus oponentes y de intentar convertir el federalismo étnico de Etiopía en un sistema en el que el primer ministro tiene todo el poder.

«El régimen dictatorial unipersonal del Dr. Abiy Ahmed comenzó a destruir las instituciones constitucionales del Estado», escribió. «También amenaza la unidad de este antiguo país».

¿Qué tan seria es la lucha?

La Internet y las líneas telefónicas han sido cortadas en la zona de conflicto, por lo que es difícil de describir. Pero las cosas se ven sombrías. El ejército etíope informó que sus fuerzas habían matado a unos 550 militantes.

Redwan Hussein, portavoz de la Fuerza de Tareas del Estado de Emergencia de Etiopía, dijo en una conferencia de prensa que no hay un número exacto de víctimas porque las fuerzas siguen combatiendo el fuego. Dice que la falla de comunicaciones atribuida al TPLF ha afectado incluso al gobierno. Así que dice que cuando el gobierno tome el control del territorio, recogerán los cuerpos y los contarán.

El jueves, Amnistía Internacional informó que docenas – posiblemente cientos – de civiles fueron asesinados en una ciudad en el borde occidental del conflicto. Amnistía dijo que no podía confirmar quién era el responsable de los asesinatos, pero testigos dijeron al grupo que las milicias afiliadas al TPLF atacaron con machetes, hachas y cuchillos. NPR no pudo contactar a los representantes del TPLF para hacer comentarios.

El gobierno también está bombardeando objetivos en toda la región de Tigray, y la agencia de refugiados de la ONU también ha sido vinculada al ataque. Unos 7.000 refugiados etíopes que huían de los combates han cruzado la frontera con Sudán. La ONU afirma que ya había unos 96.000 refugiados de Eritrea y otros 100.000 desplazados internos en esta parte de Etiopía antes de que comenzara el conflicto.

«Las carreteras están bloqueadas y la electricidad, el teléfono e Internet están apagados, lo que hace casi imposible la comunicación», dijo la agencia en un comunicado. «Hay una falta de combustible y los servicios bancarios se han puesto en espera, lo que da lugar a una falta de efectivo».

¿Empeorará la situación?

Este conflicto puede ser catastrófico. Algunos estudiosos advierten que Etiopía podría desmoronarse, como lo hizo Yugoslavia en los años 90.

El gobierno restó importancia a la lucha, llamándola una «operación de aplicación de la ley».

Kiya Tsegaye, un analista político etíope, dice que el gobierno ha separado al TPLF de sus vecinos. Abiy llegó a un acuerdo con Eritrea y el nuevo gobierno de Sudán, dejando al TPLF varias maneras de obtener las armas necesarias para seguir luchando.

Pero dice que el TPLF no es una milicia ordinaria.

«Han dominado la seguridad y el ejército durante casi tres décadas y tienen toda la información y los secretos más importantes de este país», dice. «Conocen el talón de Aquiles».

El gobierno dice que cuando los combatientes del TPLF atacaron a sus tropas la semana pasada, también robaron misiles que podrían llegar a la capital Addis Abeba.

Otra preocupación: la inestabilidad de Etiopía podría desestabilizar la región, y tal vez incluso otras partes del país que ya estaban al límite.

Un diplomático africano, que ha estado siguiendo de cerca a Etiopía y ha hablado con la condición de mantener el anonimato para hablar con franqueza, dice que las advertencias de un conflicto explosivo están en vigor desde hace algún tiempo.

Cuando Abiy llegó al poder, le lanzaron una granada en un mitin público y a finales de 2018 sus soldados entraron en su palacio en un intento de golpe de Estado. El diplomático dice que todo el mundo sabía que esta decocción de estados étnicos en Etiopía, un gobierno que lucha por la legitimidad y décadas de crecientes pretensiones podría algún día estallar en una guerra.

«Nadie parece sorprendido», dice el diplomático a NPR. «Pero parece que nadie sabe qué hacer».

¿Hay alguna señal de que los dos lados puedan conectarse?

Ahora no. La Unión Africana ha pedido un cese del fuego inmediato. Pero Abiy dejó claro que no negociará hasta que los líderes del TPLF sean detenidos y las armas que posee el gobierno regional sean destruidas.

Abiy ganó el Premio Nobel de la Paz. ¿Y ahora está presidiendo una guerra de cervecerías?

Es sorprendente. Cuando llegó al poder, los taxis y autobuses de toda Etiopía pegaron imágenes de Abiy junto a las de Jesús. La gente en las calles dijo que había sido enviado por Dios.

Abiy recibió el Premio Nobel de la Paz el año pasado por sus reformas democráticas y por haber terminado oficialmente la guerra de Etiopía con Eritrea. En su discurso de aceptación, se quejó de la guerra. Él mismo luchó en la guerra entre Etiopía y Eritrea a finales de los 90, que describió como «el epítome del infierno».

«Vi a hermanos asesinando a otros hermanos en el campo de batalla», dijo. «Vi a hombres, mujeres y niños mayores temblando de horror bajo la lluvia mortal de balas y proyectiles de artillería. La guerra crea hombres amargados, desalmados y salvajes».

Ahora, sólo un año después, sus aviones lanzan bombas en los mismos lugares donde se libró la guerra.

Abiy, dice Hussein, un portavoz del gobierno, se enfrenta a la amenaza de «la existencia misma de la nación».

«Todo lo que tiene que hacer es defenderlo», dice. «Así que si hay un segundo Premio Nobel de la Paz, tiene que ganarlo de nuevo porque todavía está salvando a su país. Todavía trae esperanza a Etiopía y derrota a algunos líderes de bandas terroristas.»

Advertisement
Clic aquí para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ultimas Noticias

El movimiento Hamás afirma haber disparado 130 cohetes contra Tel Aviv

Otras 106 personas han resultado heridas en la Franja de Gaza, enclave palestino controlado por el movimiento islamista Hamás, según las autoridades sanitarias locales.

Por su parte, la Yihad Islámica, el otro grupo islamista armado en la Franja de Gaza, anunció el martes la muerte de dos de sus comandantes en ataques israelíes contra el enclave.

Los militantes palestinos han disparado más de 200 cohetes contra Israel desde el lunes. El portavoz del Ejército, Jonathan Conricus, dijo que el sistema antimisiles Cúpula de Hierro de Israel ha interceptado más del 90% de ellos. Al menos seis israelíes resultaron heridos.

Israel respondió al lanzamiento de cohetes con 130 ataques de cazas y helicópteros contra objetivos militares en el enclave palestino que mataron a 15 comandantes de Hamás y de la Yihad Islámica, dijo Conricus a los periodistas.

Sin embargo, el portavoz aseguró que no había confirmación de que los civiles se vieran afectados por los ataques, y explicó que Israel atacó instalaciones de producción y almacenamiento de armas, zonas de entrenamiento de militantes y la casa de un comandante de Hamás, entre otros.

El martes se dispararon más cohetes desde el enclave palestino mientras el brazo armado de las Brigadas Kassam, vinculadas a Hamás, juraba convertir la ciudad israelí de Ashkelon (sur) en un «infierno».

Las tensiones de los últimos días en Jerusalén se han convertido en los peores disturbios en la ciudad desde 2017.

El pasado viernes, último del Ramadán, se produjeron enfrentamientos entre la policía preventiva israelí y los fieles palestinos en la Explanada de las Mezquitas, donde se encuentra la mezquita de Al-Aqsa, el tercer lugar más sagrado del Islam.

– llama a la calma -.

Los disturbios de la noche a la mañana en Jerusalén Este han causado cientos de heridos entre los palestinos y han dado lugar a llamamientos internacionales para que se reduzca la tensión. La ONU dijo el martes que estaba «profundamente preocupada» y condenó «cualquier incitación a la violencia».

Fuentes diplomáticas indicaron a la AFP que Egipto y Qatar, que han mediado en anteriores conflictos entre Israel y Hamás, estaban intentando rebajar las tensiones.

El Secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, condenó los ataques con cohetes de Hamás y dijo que «deben cesar inmediatamente».

El lunes, Hamás dio un ultimátum a Israel para que retire todas sus fuerzas de la Explanada de las Mezquitas y del barrio de Sheikh Jarrah, en Jerusalén Este, donde los inminentes desalojos de familias palestinas están provocando protestas.

El lunes, las sirenas sonaron en Jerusalén justo después de las 18:00 horas (15:00 GMT), la hora de la frontera fijada por el ultimátum de Hamás, y los cohetes comenzaron a dispararse mientras los residentes de Jerusalén, incluidos los diputados de la Knesset, huían a los búnkeres por primera vez desde el conflicto de Gaza de 2014.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que Hamás había «cruzado una línea roja» al atacar Jerusalén.

– «Si ellos suben, nosotros también». –

Las Brigadas Kassam dijeron que los ataques con cohetes eran una respuesta a las acciones israelíes en Sheikh Jarrah y en los alrededores de la mezquita de Al Aqsa.

«Este es un mensaje que el enemigo debe entender bien: si responden, responderemos, y si escalan, escalaremos» – confirmaron.

Los cohetes dañaron varias propiedades en Israel, entre ellas un apartamento en Ashkelon y una casa en Beit Nekofa, a unos 10 kilómetros al oeste de Jerusalén.

En cambio, un árabe israelí murió por heridas de bala en enfrentamientos con judíos israelíes en la ciudad de Lod (centro), según informó el lunes la policía.

– Piedras y balas de goma -.

La decisión del lunes de cancelar una marcha israelí en la Ciudad Vieja para conmemorar la toma de posesión de Jerusalén Este por parte de Israel suscitó esperanzas de calma.

Pero entonces expiró el ultimátum de Hamás, seguido del lanzamiento de cohetes que también obligó a evacuar el Muro de las Lamentaciones y otros lugares.

El lunes por la noche, como en las noches anteriores desde el viernes, los palestinos lanzaron piedras contra la policía israelí, que respondió con balas de goma, granadas de aturdimiento y gases lacrimógenos.

Según un reportero de la AFP, el martes había signos de calma en la Ciudad Vieja de Jerusalén, pero el riesgo de escalada seguía siendo alto.

La Media Luna Roja Palestina dijo que al menos 520 palestinos habían resultado heridos desde el lunes, y que más de 200 habían sido hospitalizados, cinco de ellos en estado crítico.

La policía israelí informó de 32 heridos en sus filas.

Continuar lectura

Ultimas Noticias

Caos en Tel Aviv tras los atentados de Hamás

Los usuarios captaron en vídeo un ataque del movimiento Hamás, que respondió con 130 cohetes sobre Tel Aviv, la segunda ciudad más grande de Israel, tras el bombardeo de un edificio situado en la Franja de Gaza por parte del ejército del país. consideraron la presencia de los líderes de los grupos.

La escalada de violencia en los dos territorios de Oriente Medio no ha cesado a pesar de los llamamientos de la comunidad internacional. Entre las decenas de víctimas de los continuos ataques que han afectado a los barrios residenciales de ambos lugares hay mujeres y niños.

Hace unos momentos, Hamás ha respondido afirmando que ha disparado 130 cohetes contra Tel Aviv, donde las autoridades han activado las alertas de ataque aéreo.

Antes del ataque, las autoridades israelíes de Tel Aviv instaron a la población a refugiarse. La advertencia tomó por sorpresa a muchas personas que se encontraban en lugares públicos, después de que se relajaran las medidas contra el coronavirus ante el avance de la vacunación contra el covid-19 en el país.

 

Se pudieron ver varios misiles lanzados por Hamás contra Tel Aviv en varios lugares, lo que hizo que la gente se desplazara rápidamente a los lugares donde podían impactar las ojivas.

Los ataques de Hamás se observaron desde varios puntos, tanto en Israel como en Gaza.

A través de varias plataformas, la gente informó del desastre en diferentes partes de la ciudad israelí, mientras la comunidad internacional pedía calma y que se detuviera el fuego entre los dos bloques.

Una mujer murió en la ciudad israelí de Rishon Letzion, cerca de Tel Aviv, tras ser alcanzada por un cohete disparado desde la Franja de Gaza, informó la policía israelí.

Con esta muerte, ya son tres las personas que murieron ese día debido a la avalancha de cohetes lanzados desde el enclave palestino. Desde el lunes, varios grupos armados de Gaza han disparado más de 500 cohetes.

Por otro lado, la comunidad palestina informó de que al menos 26 personas, entre ellas nueve niños y dos mujeres, murieron tras ataques llevados a cabo desde Israel.

Continuar lectura

salud

Advierten que la variante india del Covid-19 está presente en 44 países

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el miércoles que la variante Covid-19, que causó el reciente brote de infección en la India, está presente en al menos 44 países de todo el mundo.

El máximo organismo sanitario mundial afirmó que la variante B.1.617 de Covid-19, que se encontró en India en octubre, se ha detectado «en 44 países de seis regiones de la OMS» y dijo que ha recibido «informes de que se ha detectado en otros cinco países».

 

Continuar lectura

Mejores Noticias