Connect with us

Ultimas Noticias

La deforestación en el Amazonas se acelera a pesar del virus de la corona

La pandemia de la corona ha ralentizado la economía mundial, pero la deforestación en el Amazonas se está acelerando.

Aunque la mayoría de las grandes empresas del Brasil siguen cerradas bajo llave y en cuarentena, muchos creen que los leñadores y mineros ilegales siguen operando en la zona sin ningún tipo de reglamentación o normativa.

La deforestación en la selva tropical brasileña aumentó casi un 64% en abril de este año, en comparación con el mismo mes del año pasado, según los datos del Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil (INPE).

Sólo el mes pasado, más de 156 millas cuadradas (405,6 kilómetros cuadrados) de selva tropical fueron destruidas – una vasta franja de magnitud aproximadamente California.Según los datos del INPE, en el primer trimestre de 2020 ya se ha producido un aumento de más del 50% en la deforestación en comparación con el año pasado.

Según el Ministerio de Defensa, más de 3.000 fuerzas brasileñas han sido desplegadas en el Amazonas junto con funcionarios del medio ambiente para ayudar a reducir la tala ilegal y otras actividades criminales que pueden afectar a las selvas tropicales.

El presidente Jair Bolsonaro ha enfrentado anteriormente críticas y condenas mundiales por la deforestación bajo su observación. El presidente derechista y pro-empresario ha prometido explorar el potencial económico de la selva tropical.

El año pasado, después de los masivos incendios que engullen grandes extensiones de bosques tropicales, Bolsonaro fue acusado de alentar a los rancheros, mineros y leñadores ilegales – muchos de los cuales utilizan el fuego como una forma rápida de cortar árboles para limpiar el lugar para el cultivo de ganado y el pastoreo.

Para noviembre de 2019, el índice de deforestación del Amazonas había alcanzado su nivel más alto en más de un decenio.

«Vamos por buen camino para otro año récord en cuanto a deforestación e incendios en el Amazonas», dijo Adriana Charoux, una activista amazónica de Greenpeace Brasil, en un reciente comunicado de prensa.

«En medio de la pandemia, Bolsonaro duplica las acciones que efectivamente se rompen en los territorios indígenas y conducen a una mayor deforestación en la producción de carne.

Una de las medidas que actualmente se basan en el Bolsonaro es la medida temporal 910 (MP 910), que podría permitir que los llamados «acaparadores de tierras» que atacaron ilegalmente las tierras públicas entre 2011 y 2018, establecieran una propiedad legal. Se suponía que la medida iba a ser votada el miércoles en el Congreso, pero no tenía quórum.

El hashtag #NoMP910 ganó popularidad el miércoles en Brasil, y los ambientalistas y brasileños en general protestaron contra el voto.

«Es nuestra tierra, nuestro territorio, nuestro lugar. Nuestro medio ambiente no es una moneda de cambio político», escribió la activista local Mayalú Txucarramãe en su cuenta. «Detengan el genocidio y el ecocidio».

Bolsonaro ha criticado a menudo la cantidad de tierra amazónica oficialmente designada como territorio indígena como excesiva.

Durante un evento en el Palacio Presidencial de Planalto en Brasilia en febrero pasado, Bolsonaro dijo que el «abuso» de una parte tan grande del territorio es ocupado por las tribus regionales, dejando «sus bienes ocultos para siempre».

La muerte del virus de la corona entre los indígenas de Brasil
Alrededor del 13% de Brasil es un país indígena, principalmente en el Amazonas. Esta tierra está oficialmente reservada para 900.000 indígenas del país, lo que es menos del 0,5% de la población del país.

Los activistas temen que la creciente actividad comercial en el Amazonas también conlleva un mayor riesgo de que los forasteros transfieran enfermedades infecciosas a las comunidades locales, incluido el virus de la corona.

«Los pueblos indígenas del Amazonas no tienen anticuerpos contra las enfermedades que vienen de fuera de la selva», dijo el activista y fotógrafo brasileño Sebastião Salgado a Christiane Amanpour de CNN en una entrevista reciente. «Existe un gran peligro de que el coronavirus pueda entrar en territorio indígena y convertirse en un verdadero genocidio».

Salgado, que ahora vive en París, pasó décadas fotografiando las comunidades indígenas de Brasil. Le dijo a Amanpour que cuando había fotografiado en el Amazonas en el pasado, tuvo que someterse a una cuarentena de 10 días, pero teme que ahora «la puerta está abierta» a cualquiera que pueda entrar en suelo indígena, exponiéndolo potencialmente a enfermedades como el virus de la corona…

Se han confirmado por lo menos 277 casos y 19 muertes relacionadas con el virus de la corona, según la SESAI, una rama especializada del Ministerio de Salud de Brasil que se ocupa de los problemas de salud de los pueblos indígenas. Muchos de ellos se registraron en el Alto Río Solimões, Amazonas.

SESAI dijo que envió cientos de máscaras N95, guantes y gafas de protección a docenas de tribus en todo el país. Según el último informe, también lanzó una campaña de vacunación contra la gripe y una campaña de información sobre el Covid-19.

Pero grupos ecologistas como Survival International creen que la única manera de ayudar a los pueblos indígenas – especialmente a los grupos sin contacto – es mantener a los registradores y mineros ilegales fuera de su territorio.

«Si sus tierras están adecuadamente protegidas de los extranjeros, las tribus sin contacto deberían estar relativamente a salvo del virus de la pandemia de la corona.

Pero muchos de sus territorios están siendo atacados y robados para obtener madera, minería y agroindustria, a instigación del Presidente Bolsonaro», dijo la portavoz de la campaña de Tribus No Contactadas Survival International, Sarah Shenker, en un reciente comunicado de prensa.

Advertisement
Clic aquí para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ultimas Noticias

El movimiento Hamás afirma haber disparado 130 cohetes contra Tel Aviv

Otras 106 personas han resultado heridas en la Franja de Gaza, enclave palestino controlado por el movimiento islamista Hamás, según las autoridades sanitarias locales.

Por su parte, la Yihad Islámica, el otro grupo islamista armado en la Franja de Gaza, anunció el martes la muerte de dos de sus comandantes en ataques israelíes contra el enclave.

Los militantes palestinos han disparado más de 200 cohetes contra Israel desde el lunes. El portavoz del Ejército, Jonathan Conricus, dijo que el sistema antimisiles Cúpula de Hierro de Israel ha interceptado más del 90% de ellos. Al menos seis israelíes resultaron heridos.

Israel respondió al lanzamiento de cohetes con 130 ataques de cazas y helicópteros contra objetivos militares en el enclave palestino que mataron a 15 comandantes de Hamás y de la Yihad Islámica, dijo Conricus a los periodistas.

Sin embargo, el portavoz aseguró que no había confirmación de que los civiles se vieran afectados por los ataques, y explicó que Israel atacó instalaciones de producción y almacenamiento de armas, zonas de entrenamiento de militantes y la casa de un comandante de Hamás, entre otros.

El martes se dispararon más cohetes desde el enclave palestino mientras el brazo armado de las Brigadas Kassam, vinculadas a Hamás, juraba convertir la ciudad israelí de Ashkelon (sur) en un «infierno».

Las tensiones de los últimos días en Jerusalén se han convertido en los peores disturbios en la ciudad desde 2017.

El pasado viernes, último del Ramadán, se produjeron enfrentamientos entre la policía preventiva israelí y los fieles palestinos en la Explanada de las Mezquitas, donde se encuentra la mezquita de Al-Aqsa, el tercer lugar más sagrado del Islam.

– llama a la calma -.

Los disturbios de la noche a la mañana en Jerusalén Este han causado cientos de heridos entre los palestinos y han dado lugar a llamamientos internacionales para que se reduzca la tensión. La ONU dijo el martes que estaba «profundamente preocupada» y condenó «cualquier incitación a la violencia».

Fuentes diplomáticas indicaron a la AFP que Egipto y Qatar, que han mediado en anteriores conflictos entre Israel y Hamás, estaban intentando rebajar las tensiones.

El Secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, condenó los ataques con cohetes de Hamás y dijo que «deben cesar inmediatamente».

El lunes, Hamás dio un ultimátum a Israel para que retire todas sus fuerzas de la Explanada de las Mezquitas y del barrio de Sheikh Jarrah, en Jerusalén Este, donde los inminentes desalojos de familias palestinas están provocando protestas.

El lunes, las sirenas sonaron en Jerusalén justo después de las 18:00 horas (15:00 GMT), la hora de la frontera fijada por el ultimátum de Hamás, y los cohetes comenzaron a dispararse mientras los residentes de Jerusalén, incluidos los diputados de la Knesset, huían a los búnkeres por primera vez desde el conflicto de Gaza de 2014.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que Hamás había «cruzado una línea roja» al atacar Jerusalén.

– «Si ellos suben, nosotros también». –

Las Brigadas Kassam dijeron que los ataques con cohetes eran una respuesta a las acciones israelíes en Sheikh Jarrah y en los alrededores de la mezquita de Al Aqsa.

«Este es un mensaje que el enemigo debe entender bien: si responden, responderemos, y si escalan, escalaremos» – confirmaron.

Los cohetes dañaron varias propiedades en Israel, entre ellas un apartamento en Ashkelon y una casa en Beit Nekofa, a unos 10 kilómetros al oeste de Jerusalén.

En cambio, un árabe israelí murió por heridas de bala en enfrentamientos con judíos israelíes en la ciudad de Lod (centro), según informó el lunes la policía.

– Piedras y balas de goma -.

La decisión del lunes de cancelar una marcha israelí en la Ciudad Vieja para conmemorar la toma de posesión de Jerusalén Este por parte de Israel suscitó esperanzas de calma.

Pero entonces expiró el ultimátum de Hamás, seguido del lanzamiento de cohetes que también obligó a evacuar el Muro de las Lamentaciones y otros lugares.

El lunes por la noche, como en las noches anteriores desde el viernes, los palestinos lanzaron piedras contra la policía israelí, que respondió con balas de goma, granadas de aturdimiento y gases lacrimógenos.

Según un reportero de la AFP, el martes había signos de calma en la Ciudad Vieja de Jerusalén, pero el riesgo de escalada seguía siendo alto.

La Media Luna Roja Palestina dijo que al menos 520 palestinos habían resultado heridos desde el lunes, y que más de 200 habían sido hospitalizados, cinco de ellos en estado crítico.

La policía israelí informó de 32 heridos en sus filas.

Continuar lectura

Ultimas Noticias

Caos en Tel Aviv tras los atentados de Hamás

Los usuarios captaron en vídeo un ataque del movimiento Hamás, que respondió con 130 cohetes sobre Tel Aviv, la segunda ciudad más grande de Israel, tras el bombardeo de un edificio situado en la Franja de Gaza por parte del ejército del país. consideraron la presencia de los líderes de los grupos.

La escalada de violencia en los dos territorios de Oriente Medio no ha cesado a pesar de los llamamientos de la comunidad internacional. Entre las decenas de víctimas de los continuos ataques que han afectado a los barrios residenciales de ambos lugares hay mujeres y niños.

Hace unos momentos, Hamás ha respondido afirmando que ha disparado 130 cohetes contra Tel Aviv, donde las autoridades han activado las alertas de ataque aéreo.

Antes del ataque, las autoridades israelíes de Tel Aviv instaron a la población a refugiarse. La advertencia tomó por sorpresa a muchas personas que se encontraban en lugares públicos, después de que se relajaran las medidas contra el coronavirus ante el avance de la vacunación contra el covid-19 en el país.

 

Se pudieron ver varios misiles lanzados por Hamás contra Tel Aviv en varios lugares, lo que hizo que la gente se desplazara rápidamente a los lugares donde podían impactar las ojivas.

Los ataques de Hamás se observaron desde varios puntos, tanto en Israel como en Gaza.

A través de varias plataformas, la gente informó del desastre en diferentes partes de la ciudad israelí, mientras la comunidad internacional pedía calma y que se detuviera el fuego entre los dos bloques.

Una mujer murió en la ciudad israelí de Rishon Letzion, cerca de Tel Aviv, tras ser alcanzada por un cohete disparado desde la Franja de Gaza, informó la policía israelí.

Con esta muerte, ya son tres las personas que murieron ese día debido a la avalancha de cohetes lanzados desde el enclave palestino. Desde el lunes, varios grupos armados de Gaza han disparado más de 500 cohetes.

Por otro lado, la comunidad palestina informó de que al menos 26 personas, entre ellas nueve niños y dos mujeres, murieron tras ataques llevados a cabo desde Israel.

Continuar lectura

salud

Advierten que la variante india del Covid-19 está presente en 44 países

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el miércoles que la variante Covid-19, que causó el reciente brote de infección en la India, está presente en al menos 44 países de todo el mundo.

El máximo organismo sanitario mundial afirmó que la variante B.1.617 de Covid-19, que se encontró en India en octubre, se ha detectado «en 44 países de seis regiones de la OMS» y dijo que ha recibido «informes de que se ha detectado en otros cinco países».

 

Continuar lectura

Mejores Noticias