Connect with us

Economia

La bioética advierte de posibles vacunas contra el COVID-19 utilizando las células de niños abortados

Bioetistas cristianos en el Reino Unido y los Estados Unidos han advertido de una posible vacuna contra el virus de la corona en la que los científicos británicos utilizan células fetales de abortos espontáneos.

Según CruxNow Tuesday, algunos etístas temen que una vacuna desarrollada en la Universidad de Oxford utilice líneas celulares obtenidas de un niño abortado a principios de la década de 1970.

Tanto la HEK 293 usada en Oxford como la línea celular PER C6 de la década de 1980. En el siglo XX siguen su origen supositorio de tejido infantil, según lo informado por la salida.

El enfoque en el desarrollo de una vacuna para proteger contra el virus mortal se ha intensificado a medida que las infecciones y las muertes se extienden por todo el mundo, especialmente cuando algunos advierten de una segunda ola este año.

Dado que los centros bioéticos católicos han publicado recientemente artículos sobre el tema.

«El simple hecho de utilizar tales líneas celulares en la producción de COVID-19 puede causar problemas de conciencia en algunas personas a las que se les ofrece la vacuna y que conocen su historia…

La oposición consciente a algunos receptores potenciales de la vacuna crea sus propios requisitos éticos para los responsables de la formulación de políticas, incluidos aquellos que no comparten la objeción impugnada», dice un documento del Centro de Bioética Anscombe, con sede en Oxford.

«Esas preocupaciones deben abordarse con especial simpatía en el ámbito del aborto, teniendo en cuenta que incluso quienes no se oponen a todos los abortos pueden oponerse al aborto específico del que procede la línea móvil del feto».

En los Estados Unidos, el Fiscal General de California, Xavier Becerra, encabezó la coalición estadounidense a finales de marzo, instando al Presidente Trump a levantar la prohibición, que se introdujo en junio, de las investigaciones financiadas con fondos federales sobre el tejido fetal obtenido del aborto para ayudar a los científicos a encontrar la vacuna.

Becerra argumentó que los investigadores de los Institutos Nacionales de Salud se veían obstaculizados por esta restricción, y los fiscales generales de su coalición dijeron que los estudios de tejidos fetales conducían al desarrollo de vacunas para otras enfermedades como la poliomielitis, la rubéola y el sarampión.

Los líderes religiosos y los bioetistas de los Estados Unidos también condenan la perspectiva de la vacuna COVID-19 desarrollada utilizando las líneas celulares de los abortos espontáneos de los fetos.

Citando las palabras del Papa Benedicto XVI en una carta de 1987, el obispo católico Joseph E. Strickland escribió en una carta pastoral del 23 de abril que «lo que es técnicamente posible no es moralmente aceptable por esta razón».

«El hecho de que el delito de aborto sea legal en nuestro país no significa que sea moralmente permisible utilizar los cadáveres de estos niños para tratar la pandemia mundial.

Con énfasis, esta práctica es mala», escribió Strickland, subrayando que existen otras medidas éticas disponibles y que pueden ser igualmente efectivas en el desarrollo de la vacuna.

«Los científicos con los que hablé me aseguraron que no hay necesidad médica de usar niños abortados para desarrollar una vacuna muy necesaria para protegernos de esta cepa particular de coronavirus», dijo.

Joseph Meaney, presidente del Centro Nacional Católico de Bioética de Filadelfia, dijo en una entrevista con Crux que se debe instar a que la investigación científica ética no se relacione con el aborto o la destrucción de embriones.

El uso de líneas celulares obtenidas de abortos espontáneos de niños a la vacuna corona «es la causa de un grave escándalo teológico», dijo el NCBC en su propio artículo sobre el tema.

«El recurso a buenas metas y» la necesidad urgente «promueve una penetración más profunda de la investigación y el desarrollo no ético en la medicina, la política, la ley y la cultura», dice el periódico.

Según un artículo de enero de 2017 del Instituto de Bioética de Ciencias Naturales de la Universidad Católica de Valencia, algunas vacunas «consisten en virus vivos muertos o atenuados que se introducen en el cuerpo del paciente para activar las defensas del organismo contra este virus sin enfermar.

Por lo tanto, si el paciente entra en contacto con un virus vivo, no será capaz de infectarlo, porque tiene la protección necesaria para lidiar con él, es decir, está vacunado».

El artículo explica que al preparar las vacunas, los virus deben ser criados en células en los laboratorios.

«La dificultad ética se produce cuando estas células provienen de fetos humanos interrumpidos quirúrgicamente. Del mismo modo, los propios virus pueden obtenerse de abortos de fetos infectados con un virus específico.

«Las células fetales más utilizadas son WI-38 y MRC-5. Las células WI-38 fueron obtenidas por Leonard Hayflick en 1962. Las iniciales de WI se refieren al Instituto Wistar, el cuerpo de la Universidad de Pennsylvania en Filadelfia y el número 38 al feto del que se obtuvieron las células.

Las células MRC-5 se obtuvieron en 1966 de los pulmones de un feto masculino de 14 semanas [3]. Las iniciales MRC indican Consejo de Investigación Médica, un cuerpo de Londres. «

Economia

Francia está de acuerdo en destinar 110 millones de dólares a ayudar a los programas sociales en Bolivia

Francia ha anunciado hoy una ayuda de 800 millones de euros (unos 900 millones de dólares) a los países de América Latina y el Caribe para luchar contra la pandemia del Covid-19, en el marco del fortalecimiento de la cooperación entre Europa y la región y los Estados Unidos y China. En total, se espera que se asignen 100 millones de euros (110 millones de dólares) a programas sociales en Bolivia.

Esa suma, en forma de subvenciones y préstamos, está destinada a financiar «la asistencia de emergencia a los sistemas de salud», «contribuir a garantizar los medios de vida de los pueblos indígenas y de la población más vulnerable, especialmente las mujeres» y «preparar una recuperación sostenible después de la crisis», dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia en un comunicado.

En Brasil, entre los principales países beneficiarios, se prevén 200 millones de euros (unos 230 millones de dólares) para programas de ayuda de emergencia para las poblaciones desfavorecidas.

La Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) también movilizará 160 millones de euros (180) en préstamos a los bancos regionales de desarrollo brasileños.

En Colombia, 135 millones de euros (150 millones de dólares) apoyarán las inversiones de las autoridades locales en infraestructuras básicas.

En la República Dominicana, un préstamo de 200 millones de euros (225 millones de dólares) de la AFD financiará medidas extraordinarias en materia de salud, sociales y económicas.

Los ministros de relaciones exteriores de los 18 países europeos (entre ellos Francia, España, Italia y Alemania) y de América Latina (entre ellos México, Brasil, Colombia y Argentina) también acordaron en una videoconferencia fortalecer el diálogo político y la cooperación entre los dos continentes, así como la solidaridad en la lucha contra el Covid-19.

Además, expresaron su apoyo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha sido muy criticada por los Estados Unidos, que la acusan de favorecer a China en la crisis sanitaria.

«Ni Europa ni América Latina están interesadas en un cierre cara a cara con Estados Unidos por un lado y China por el otro», dijo el centro diplomático europeo.

Continuar lectura

Economia

El ex primer ministro francés François Fillon fue encarcelado por el escándalo del «trabajo falso».

Un tribunal francés ha dictaminado que el ex primer ministro François Fillon es culpable de pagar a su esposa más de un millón de euros en fondos públicos por «trabajo falso».

Fillon fue sentenciado a cinco años de prisión, tres de los cuales pueden ser servidos a la comunidad. También tendrá que pagar una multa de 375.000 euros y se le prohibirá presentarse a las elecciones durante 10 años.

Su esposa Penélope recibió una sentencia de tres años con suspensión de la pena, una multa de 375.000 euros y una prohibición electoral de dos años.

Sus abogados dijeron que apelarían el veredicto.

Los fiscales señalaron la falta de pruebas objetivas de su trabajo, incluida la falta de declaraciones de licencia remunerada o licencia de maternidad. Su salario era hasta nueve veces el salario mínimo de Francia.

El juicio se inició por una investigación del semanario satírico francés Canard Enchainé publicada en enero de 2017.

El periódico supuestamente tuvo a la esposa de Fillon, Penélope, como su asistente parlamentaria durante 15 años – excepto que no había pruebas de que ella hubiera hecho ningún trabajo.

El caso arruinó la candidatura del presidente Fillon para 2017, en el momento en que fue elegido como ganador, allanando el camino para la elección de Emmanuel Macron.

Ni siquiera pasó la primera ronda de las elecciones de abril de 2017.

Fillon, de 66 años de edad, insistió en que su esposa ganara dinero honestamente, diciendo «no hay duda» sobre la naturaleza de la cooperación de su esposa.

Durante el juicio, también defendió la contratación de su hija Marie y su hijo Charles como asistentes de 2005 a 2007. Los salarios recibidos se estiman en más de 117 000 euros.

En marzo de 2017 se le acusó de «malversación de fondos públicos», «ocultación y complicidad en el abuso de la propiedad corporativa» e «incumplimiento de las obligaciones de presentación de informes al HATVP (el alto organismo francés para la transparencia de los funcionarios públicos)».

Fillon fue anteriormente Primer Ministro del gobierno de centro-derecha de Nicolas Sarkozy de 2007 a 2012.

Continuar lectura

Economia

China suspende las importaciones de aves de corral de la fábrica de Tyson Foods en Arkansas

China está deteniendo las importaciones de aves de corral de la fábrica de Tyson Foods en Arkansas después de un brote de casos de coronavirus en la planta.

La oficina de la Administración General de Aduanas de la nación emitió un comunicado el domingo diciendo que los envíos de la planta se suspenderían temporalmente y los productos que ya habían llegado serían incautados.

Tyson Foods confirmó a NPR que el anuncio se refiere a la planta de Berry Street en Springdale, Arkansas, donde 227 trabajadores dieron positivo por el coronavirus a principios de este mes. Según Tyson, todos menos cuatro eran asintomáticos.

La compañía informó que las pruebas de sus instalaciones en el noroeste de Arkansas mostraron que 481 empleados – o el 13% de los 3.748 empleados – dieron positivo. La compañía dice que 455 de estos empleados (95%) son asintomáticos.

En un comunicado, Tyson Foods dijo que estaba investigando los informes de la suspensión.

«En Tyson, nuestra principal prioridad es la salud y la seguridad de los miembros de nuestro equipo, y trabajamos estrechamente con el Departamento de Seguridad y Control de Alimentos de los Estados Unidos para asegurarnos de que producimos todos nuestros alimentos de acuerdo con los requisitos de seguridad del gobierno», dijo la compañía.

Los funcionarios de salud encontraron que el coronavirus se propaga principalmente a través de las gotas respiratorias en lugar de los alimentos. Sin embargo, en los últimos días China ha reforzado las pruebas de productos alimenticios después de que se detectara un aumento de casos de coronavirus en el gran mercado de alimentos de Pekín.

Los resultados positivos en las instalaciones de Arkansas no son los primeros para la empresa. En mayo, la compañía anunció que unos 570 trabajadores dieron positivo en una planta de procesamiento en el condado de Wilkes, Carolina del Norte. En abril, la compañía suspendió las operaciones en la planta de cerdos de Columbus Junction, Iowa, después de que más de dos docenas de empleados dieran positivo por el coronavirus.

Continuar lectura

Mejores Noticias