Connect with us

Tragedia

Escenas de la ciudad más pobre de Brasil

La ciudad amazónica de Manaus ha estado luchando durante semanas con el horror que el resto de Brasil ha ignorado parcialmente por consejo de su presidente, Jair Bolsonaro.

No está claro cómo el coronavirus, como Bolsonaro llamó a la «pequeña gripe», llegó a este remoto lugar del Amazonas. Destruyó las áreas ricas y luego se trasladó a las más pobres. Ahora golpea a las comunidades indígenas que viven en los suburbios y los barrios bajos.

Aquí están algunas de las personas que hemos conocido recientemente y sus historias.

Los vuelos de la misericordia
La puerta a ambos lados del avión se abre cuando los médicos con trajes de protección contra materiales peligrosos entran para llegar a los pacientes gravemente enfermos, llevándolos a una ambulancia.

Manaos no es la ciudad que quieres salvar – es la ciudad más afectada en Brasil desde el virus de la corona – y aún así da esperanza a los más graves enfermos en la zona del Amazonas.

Este vuelo trajo a dos personas de la parte baja del río en Parintins, una ciudad con una población de poco más de 100.000 habitantes a unos 370 km.

Necesitan la atención médica que Manaos puede proporcionarles. Uno de los pacientes, un hombre, es capaz de moverse con la ayuda de los médicos en una camilla. El único movimiento del segundo paciente, una mujer, es el lento movimiento de su pecho.

Las ambulancias en espera toman a estos dos. La tripulación comienza a limpiar y renovar el avión. Este equipo nunca perdió un paciente en el vuelo, aunque tuvo que intubar uno en el aire.

La Dra. Selma Haddad se quita la ropa protectora sobre el asfalto e inhala el aire. «Es muy difícil. Llevas un peso que no ves. Cada vez que me lo pongo».

Más de 1.500 tumbas han sido excavadas en el cementerio de Parque Taruma desde la pandemia en el Amazonas. La gente y el equipo pesado a veces trabajan de noche para satisfacer la demanda, abriendo grandes zanjas como tumbas masivas.

Cinco ataúdes, que llegan en sólo dos horas, se colocan en una fosa colectiva.

De luto por su madre está Pedro Chaves, enfadado porque tiene que esperar a que la excavación se llene antes de cubrir el ataúd. «Estamos aquí unos 30 minutos y estamos esperando más cuerpos», dice. «Sólo quiero poner a mi madre allí y terminar. Mi familia no lo necesita».

Chaves dice que su madre murió por complicaciones de la diabetes, no por el virus. Otros afirman que el Covid-19 no fue culpable de sus pérdidas. Con un número tan pequeño de pruebas, no se puede estar seguro.

Mientras un constante desfile de residentes enojados y angustiados pasa por el cementerio, los trabajadores se sientan en un rincón, martillando cruces improvisados y fronteras de entierro juntos en la humedad del Amazonas.
Los indígenas llenan el hospital de campaña

Al otro lado de la ciudad, en el recién construido hospital de campaña Gilberto Novaes, llega una corriente de nuevos pacientes. Una docena de nativos de los límites exteriores de la ciudad ruedan sin aliento desde ambulancias en sillas de ruedas y directo a la OIM.

La OIM está loca, llena de enfermos e intenta salvarlos.
Miqueias Moreira Kokam, jefe de la comunidad indígena de Kokam, circula entre las camas. Fue llamado hace dos semanas cuando su padre murió de un virus de la corona.

En imágenes: aumento del coronavirus en Brasil
«Llevé a mi padre al hospital, donde fue intubado durante 5 días», dice. «Ahora tenemos 300 con síntomas y 30 en el hospital».

Mortalidad en los barrios bajos
En la propia comunidad de Kokama, el virus vació las calles. El residente de Vanda, Ortega Witoto, señala todas las casas de una calle, lo que hace que las familias se aíslen.

En la siguiente calle, explica que el silencio mortal se debe al hecho de que todos están en los hospitales.

Inicialmente, sintieron que su distancia de la ciudad les proporcionaba protección. Pero entonces aparecieron los primeros síntomas y la mala higiene de los barrios bajos ayudó a atrapar el virus.

Sin embargo, la ayuda no llegó, dice Witoto, y los funcionarios locales han dicho que es el deber del gobierno federal ayudar a los indígenas, y el gobierno federal no hace nada.

Así que cuando un pariente tosió con dolor y no pudo salir de la hamaca, se puso una mascarilla y guantes para llevarlos al hospital. «Fue un momento muy difícil para revelarse y buscar ayuda para ella.»

Kokama se siente doblemente amenazada por la pandemia y la acción del gobierno, que supuestamente amenaza su existencia.

Witito dice que Bolsonaro «se comportó en esta pandemia, atacando nuestro territorio, expulsando a los pueblos indígenas de sus territorios y abriendo nuestras tierras a la agroindustria».

Al final del día, un momento de esperanza calienta a la comunidad. La madre de Witoto, Brazileia Martiniano Barrozo, fue dada de alta del hospital y regresó a las calles, resonando con fuegos artificiales festivos y vítores de los vecinos.

Advertisement
Clic aquí para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tragedia

Una avalancha de agua y barro deja un centenar de desaparecidos en la India

Una gran avalancha de agua y lodo provocada por la ruptura de un glaciar dejó el domingo al menos nueve muertos y más de un centenar de desaparecidos en una zona montañosa del norte de la India, mientras continúan las labores de rescate con tiempo para extraer a unos 35 trabajadores atrapados con vida en un túnel.

La catástrofe se produjo por la mañana en el distrito de Chamoli, en el estado de Uttarakhand, en el Himalaya, cuando la rotura de un glaciar desencadenó una avalancha y una inundación masiva en los cauces de varios ríos, lo que obligó a evacuar a miles de personas.

Gran parte de las labores de rescate se centran en la búsqueda de los trabajadores de las dos centrales hidroeléctricas en construcción afectadas por el alud, en las que inicialmente se estimó que podrían estar desaparecidos unos 150 trabajadores.

Al caer la noche, los equipos de desplazados intentan rescatar con vida a los trabajadores atrapados en un túnel de construcción cerca de una de las centrales hidroeléctricas, después de un exitoso rescate poco antes en otro túnel.

«Rescatamos a doce personas de un túnel y tememos que otras 35 queden atrapadas en otro (…) Los esfuerzos para rescatarlas continúan», dijo a Efe el portavoz de la Guardia Fronteriza Indo-Tibetana, Vivek Kumar Pandey.

La primera operación de rescate ha ofrecido imágenes de júbilo, con vítores de los trabajadores cubiertos de barro que han sido extraídos de un agujero en la parte superior del túnel.

El Ministro Principal de Uttarakhand, Trivendra Singh Rawat, explicó en una rueda de prensa que «cinco residentes, incluidos pastores con sus 180 ovejas y cabras, fueron arrastrados por la repentina inundación».

«Calculamos que hay unas 125 personas desaparecidas, (aunque) el número podría ser mayor». dijo Rawat, revelando que se habían recuperado siete cadáveres.

El Director General de la Policía Fronteriza Indo-Tibetana, Surjeet Singh Deswal, elevó el número de muertos en una declaración a la agencia de noticias local ANI, diciendo que «se han recuperado entre nueve y diez cuerpos del río» en la zona donde se encuentra una de las plantas.

AVALANCHA DE BARRO Y AGUA

Los vídeos grabados con teléfonos móviles desde la avalancha y difundidos a través de las redes sociales muestran la repentina llegada de una gran columna de lodo y agua a lo largo del canal del río, golpeando con fuerza las laderas del valle y dañando en sus estructuras, como al menos una de las centrales hidroeléctricas afectadas.

«Por el momento no hay flujos de agua adicionales ni inundaciones en ninguna parte», dijo el El Ministro Principal de Uttarakhand subrayó a primera hora de la tarde.

La policía regional instó en las redes sociales a los habitantes de las zonas afectadas a mantener la calma y a trasladarse a lugares seguros mientras llegan los servicios de emergencia.

«Sigo constantemente la desafortunada situación de Uttarakhand. La India está apoyando a Uttarakhand y rezando por la seguridad allí». – tuiteó el primer ministro indio, Narendra Modi, que anunció 200.000 rupias (2.280 euros) para los familiares de los fallecidos y 50.000 (570 euros) para los heridos graves.

En esta región montañosa del Himalaya también se produjeron inundaciones, corrimientos de tierra y derrumbes de edificios tras las lluvias monzónicas de un mes, con un 68% más de precipitaciones de lo habitual.

Esta tragedia ha dejado cerca de 7.000 muertos o desaparecidos, muchos de ellos peregrinos hindúes que han acudido a Uttarakhand para visitar algunos de los lugares más importantes para la religión, y donde también nace el río sagrado Ganges.

El activista medioambiental Himanshu Thakkar, de la «South Asian Network on Dams, Rivers and People», recordó hoy a Efe que, casi ocho años después de la catástrofe, aún no existe un informe detallado sobre lo ocurrido para evitar nuevas tragedias.

Por ello, Thakkar reclamó sistemas de información avanzados para conocer con antelación los fenómenos «que se aceleran en el contexto del cambio climático», así como un buen sistema de alerta para la gestión de catástrofes y la necesidad de «minimizar la intervención humana en la zona».

«Si hay un obstáculo (como una presa), todo este lodo y las inundaciones se detendrán durante unos segundos y podrán romperse y luego caer con más fuerza y escombros», lo que provocará más destrucción, concluyó el activista.

Continuar lectura

Tragedia

Al menos dos policías muertos en un atentado en Kabul

| en Kabul

Dos policías murieron y al menos otros cinco resultaron heridos el miércoles en Kabul, donde explotaron cuatro bombas, según la policía.

En los últimos meses han estallado en Kabul varias «bombas adhesivas», explosivos adosados a vehículos, normalmente en las horas de mayor tráfico de la mañana.

Dos agentes murieron a causa de una de esas bombas en el distrito oriental de la ciudad, dijo a la prensa el portavoz de la policía de Kabul, Ferdaws Faramarz.

Otros dos policías resultaron heridos en otro atentado por la mañana, cuando una bomba adosada a su vehículo explotó en el norte de la ciudad.

Más tarde, por la noche, explotaron otras dos bombas, una adosada a un vehículo civil que hirió a tres pasajeros, y una cuarta, colocada en una maceta en una acera del centro de Kabul, no causó víctimas.
Ningún grupo reivindicó la autoría de los atentados del miércoles.

También se han producido recientemente varios asesinatos importantes de afganos destacados, como periodistas, activistas, jueces y políticos.
Las autoridades afganas han acusado a los talibanes de los asesinatos, aunque el grupo ha negado su responsabilidad.

Continuar lectura

Tragedia

Ambulancia deja una persona muerta en Tarija

La ambulancia que salió de Yacuiba hacia la ciudad de Tarija se volcó en la zona de Canaletas en el municipio de Entre Ríos.

Hecho que queda como saldo de la persona fallecida, es decir, el conductor del vehículo.

Según la policía, el jueves por la tarde el motorizado rodeó unos 40 metros en Canaletas.

Según el informe oficial, el vehículo pertenecía a la Caja de Servicios Viales y al promediar las 16:00 se registró el accidente que terminó con la vida del conductor que viajaba de Yacuiba a la ciudad de Tarija.

El accidente se produjo en el tramo Entre Ríos-Canaletas, probablemente por exceso de velocidad.

El cuerpo de S. N. S. H. (iniciales del nombre del fallecido) fue trasladado a la morgue del hospital de Entre Ríos.

Inicialmente se observó que la ambulancia llevaba pasajeros, pero esto no fue informado ni confirmado por la Unidad Operativa de Tránsito.

Según las fotografías, el vehículo quedó completamente afectado debido a la zona de barro.

 

Continuar lectura

Mejores Noticias