Connect with us

Ultimas Noticias

El presupuesto de la UE: La financiación a largo plazo se centra en COVID-19 tras la reanudación de las conversaciones

Las negociaciones internas sobre el presupuesto a largo plazo de la Unión Europea están en marcha el lunes, en medio de una creciente presión sobre las principales instituciones del bloque para resolver una disputa que amenaza con luchar contra la pandemia del coronavirus.

Las discusiones sobre el presupuesto 2021-2027 -en las que participan el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión- se están llevando a cabo como parte de una larga disputa entre los países y los diputados sobre los gastos.

Después de muchas discusiones, los líderes europeos finalmente se pusieron de acuerdo en julio sobre la cantidad que la UE podría gastar en los próximos siete años. Se ha fijado en 1,8 billones de euros, de los cuales 750.000 millones se destinan al fondo de recuperación del coronavirus, también conocido como la UE de la próxima generación.

El resto del dinero, 1,074 billones de euros, es el marco financiero plurianual a largo plazo de la UE (MFF).

Pero los diputados se han visto envueltos en una batalla con el Consejo Europeo, compuesto principalmente por líderes nacionales de los Estados miembros de la UE, sobre los niveles de gasto. Esto amenazó con retener los fondos para luchar contra la pandemia que está arrasando el continente.

El Parlamento Europeo ha pedido 39.000 millones de euros adicionales para programas en áreas como el cambio climático, la salud, la investigación y los intercambios de estudiantes Erasmus. En septiembre, publicó una lista de 15 programas insignia de la UE que apoya.

A finales de octubre, uno de los socialistas franceses dijo que estaba liderando una huelga de hambre en la lucha por más fondos.

En conversaciones separadas la semana pasada, se llegó a un acuerdo sobre una de las barreras para un acuerdo: vincular la financiación de la UE a los Estados miembros respetando el estado de derecho.

Los eurodiputados insistieron en hacer que la transferencia de fondos dependa del respeto a los valores democráticos, los derechos humanos y la independencia del poder judicial.

Con arreglo al nuevo mecanismo, sujeto a la aprobación final, los países de la UE pueden perder su derecho de veto y limitar la financiación si la mayoría de los demás Estados miembros apoyan esa medida.

Advertisement
Clic aquí para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ultimas Noticias

El drama vuelve a Perú: las noches se despiertan con un soplo de oxígeno

| LIMA

La imagen de una carrera desesperada por el oxígeno se repite de nuevo en Perú, donde cientos de personas duermen a la intemperie entre mantas, plásticos y cajas de cartón, a la espera de un aliento que venza, aunque sea por unas horas, el sufrimiento de un ser querido infectado por el Covid-19.

Durante días, cientos de tanques verdes, alineados por orden de llegada, se agolparon cerca de un sitio que distribuye oxígeno terapéutico en la ciudad portuaria de Callao, un barrio de Lima.

Es una escena dramática que se repite apenas unos meses después de que la primera oleada del virus pusiera de manifiesto la escasez en Perú de una herramienta vital para hacer frente a los casos graves de la enfermedad.

La mayoría de las bombonas llevan una etiqueta con el nombre del paciente que recibirá el oxígeno y, aunque muchas tienen una capacidad de 10 metros cúbicos, los familiares pasan noches en vela llenando sólo la mitad del depósito por 100 soles (unos 27 dólares).

Al llegar a estas instalaciones, tras un viaje de dos horas desde el barrio limeño de Puente Piedra, María Ana Carrión Robles y su primo se encontraron con 180 pelotas alineadas. Con un promedio de 120 recargas al día, la mujer supo inmediatamente que no podría recargar los tanques de su hermana en menos de 48 horas.

«Me sorprendió que todo aquello estuviera lleno», es «una cola enorme», por lo que «mañana estamos esperando que alguien nos cubra durante el día para volver a pasar una segunda noche aquí», dijo Efe.

MIEDO A LOS HOSPITALES

Las cisternas llegan al Callao desde barrios alejados y sin oxígeno de la mano de familiares que salvan la vida de sus seres queridos, que en su mayoría reciben tratamiento en casa ante la desconfianza de acudir a uno de los saturados hospitales de la región. «El hospital está más contaminado, están colapsados y no hay oxígeno». Carrion lo describió.

En el mismo sentido, se mostró a Efe un chico apodado Junior, de 21 años, que estaba convencido de que su tío enfermo estaba «mejor en casa». «Ahora mismo los hospitales están llenos y si lo tuvieran lo iban a tener en una silla, no le iban a dar una cama porque no hay camas», dijo el joven.

Vecino del recóndito barrio limeño de Ancón, René Luque ha estado alternando turnos de vigilancia con otros familiares sobre los cinco metros cúbicos de oxígeno que consume diariamente un pariente suyo que se encuentra en su casa en estado «muy grave».

«Por culpa de la dejadez de nuestras autoridades, tengo que quedarme aquí todos los días», se lamenta efe, desde una silla de plástico colocada a un metro de sus dos tanques.

Uno lo pidió prestado a unos amigos suyos, mientras que el otro lo adquirió por 2.500 soles (unos 675 dólares), lo que equivale a casi tres veces el salario mínimo mensual de unos 930 dólares (unos 250 dólares).

OXÍGENO DEL MERCADO NEGRO

Algunos familiares, más reacios a comprar, deciden alquilar el balón a 100 soles diarios (unos 27 dólares), mientras que otros, ante la falta de corrección de precios y la creciente demanda de oxígeno, se dejan seducir por las ofertas del mercado paralelo.

A Carrión, por ejemplo, le ofrecieron una bombona llena de 10 metros cúbicos de oxígeno por 1.500 soles (unos 405 dólares), pero «podrían conseguirla el viernes» y sería «demasiado tarde».

Sobre la eclosión de este fenómeno se pronunció con Efe el propietario de esta empresa de distribución de oxígeno de callao, Luis Barsallo, conocido popularmente como Ángel del Oxígeno.

Según él, el desvío llevó a algunas personas sin escrúpulos a hacerse pasar por familiares enfermos para recargar las bombonas y venderlas a mejor precio. «Hay mucha gente que contrata a señoras para que vengan con datos falsos y luego las beneficiarias lo venden en el mercado negro», dijo Barsallo, que añadió que incluso algunos vecinos venden asientos en fila.

Para evitar a las mafias y asegurar un mayor control en torno a las instalaciones, la empresa ha pedido «apoyo a la policía» de la región, que se ha encargado de proteger la zona durante los últimos días.

 

SIN EXPECTATIVAS

En esta situación, Perú se encuentra en el inicio de la segunda ola de infección por SARS-CoV-2, habiéndose consolidado como uno de los países del mundo con mayor tasa de mortalidad por coronavirus en relación a su población.

La postal muestra ahora cómo la falta de oxígeno amenaza a un país que parece incapaz de anticiparse a un segundo pico de infección de covid-19. Y lo peor está aún por llegar.

Según la Defensoría del Pueblo, en la etapa más pequeña de esta segunda ola, el país sudamericano tendría que producir algo más de un millón de metros cúbicos de oxígeno al día, que tendrían que aumentar a más de tres millones ante un panorama más dramático. Actualmente, Perú sólo produce 800 metros cúbicos al día.

El repunte del efecto dominó de las últimas semanas, que según las cifras oficiales suma ya más de 1.102.795 y deja casi 39.890 muertos, ha agravado el colapso de los hospitales y ha generado largas listas de espera para las camas de las unidades de cuidados intensivos (UCI).

Según el Ministerio de Salud, el lunes apenas quedaba una cama de UCI en la red de hospitales del Callao, cuatro en la región de Lima y 97 a nivel nacional, con más de 1.900 incluidas.

En la víspera, el gobierno anunció que diez regiones de Perú, incluida Lima, estarán en cuarentena a partir del próximo domingo 31, mientras el país espera la supuesta llegada inminente de las primeras dosis de vacunas del laboratorio chino Sinopharm.

Continuar lectura

Ultimas Noticias

Después de un año, los colegios no están preparados para las clases presenciales o virtuales

Después de dejar toda la gestión del 2020, debido a la pandemia, las escuelas del sur de Cochabamba no están preparadas para las clases presenciales, mucho menos para las virtuales por la falta de condiciones y mantenimiento.

La escuela Deunicio Morales, en el barrio de K’ara K’ara, por ejemplo, carece de agua, grifos en los baños y lavabos, según se pudo comprobar en un recorrido por la infraestructura educativa.

Además, el material de la obra inconclusa en la cancha polifuncional será una amenaza para los estudiantes, dijo el concejal Joel Flores.

«En las aulas semipresenciales necesitamos agua y que los fregaderos funcionen. Actualmente, los baños están en mal estado y el pozo séptico no se ha vaciado desde 2019,» – dijo el padre de familia, Basilio Vino.

Para ir a lo virtual, señaló que los padres de la zona no tienen medios para instalar Internet o comprar datos móviles para conectarse a las plataformas de aprendizaje.

Mientras tanto, en la escuela Free Voices, también en K’ara K’ara, las condiciones son más deplorables. La cerámica del suelo está suelta, el yeso del techo se ha caído en varios sectores y parte del muro perimetral también se ha caído, como consecuencia de las recientes lluvias.

Además, los padres señalan que hay grietas en los cimientos. «Estos aspectos amenazarán la integridad de los estudiantes que regresen a la escuela durante la semana». Dijo el concejal Flores.

«La petición de muchos padres es de clases semipresenciales. Para ello, debe haber condiciones de seguridad en términos de infraestructura y medidas de bioseguridad. Los grifos de los baños deben estar al 100% en cada unidad educativa. Además, hay que instalar lavabos en todas partes para la seguridad de los alumnos», dijo Flores.

Richard Rodríguez, padre de familia, señaló que las clases no pueden comenzar en estas condiciones. «¿Y si sigue lloviendo y cae un trozo de yeso sobre algún niño, que es peligroso?», preguntó.

Las escuelas de la zona de Uspha Uspha, como René Barrientos y San Vicente Paul, no tienen agua, a pesar de las mejores condiciones estructurales.

Por ello, la secretaria de Desarrollo Humano, Jenny Rivero, dijo que se está haciendo el mantenimiento que requieren todas las unidades educativas y que tienen un cronograma de intervención.

Este año, el alcalde Cercado recortó el presupuesto en más de un 50% para el mantenimiento de las escuelas.

«Antes teníamos un presupuesto de 11 millones de bolivianos, ahora sólo 4. Daremos materiales para que los padres de familia hagan servicio comunitario, es en aquellas unidades educativas que sólo necesitan un cambio de imagen en su fachada», dijo Rivero.

Clases virtuales

Las clases virtuales en la zona sur de la ciudad también son un problema para los padres, no sólo por motivos económicos, sino también por la falta de conectividad de las compañías telefónicas que ofrecen este servicio.

Paola Salvatierra, por ejemplo, es una alumna de quinto grado de la escuela secundaria Voces Libres, dice que en el pasado, la gestión ha tenido varias desventajas en línea. «Cada día compraba 3 megas bolivianos y todo iba rápido en clase a través de Zoom, así que tuve que comprar otro paquete», dice.

CLASES VIRTUALES EN EL EJE METROPOLITANO

La modalidad de clases virtuales se aplicará en los siete municipios del eje metropolitano, informó el director de la Secretaría de Educación, Iván Villa, por lo que los estudiantes deberán utilizar plataformas digitales para nivelarse.

El Consejo de la Región Metropolitana de Kanata, liderado por la Gobernación de Cochabamba y los siete municipios del eje metropolitano, decidió en una reunión el pasado jueves recomendar al Gobierno central que las clases sean virtuales, y para ello garantizar la instalación de Internet y los servicios pertinentes en las unidades educativas del departamento.

Continuar lectura

Ultimas Noticias

Hallados sin vida a 9 de los últimos 10 mineros atrapados en China

No hubo un nuevo milagro en China. Después de rescatar a 11 mineros atrapados bajo tierra, los rescatistas informaron el lunes que nueve de los 10 trabajadores que seguían encerrados fueron encontrados muertos.

La explosión del 10 de enero en la mina de oro de Qixia, en la provincia oriental de Shandong, dejó encerrados a 22 mineros a varios cientos de metros de profundidad.

Desde entonces, la situación de los mineros y la operación de rescate llevada a cabo han despertado una gran expectación y atención mediática en todo el país.

Un minero murió la semana pasada a consecuencia de las heridas causadas por la explosión. El domingo, 11 trabajadores fueron rescatados con vida ante las cámaras de la televisión nacional.

«A pesar de los incansables esfuerzos de los rescatistas, lamentablemente se encontraron nueve mineros muertos y sus cuerpos fueron recuperados, dijo a la prensa Chen Fei, alcalde de Yantai, ciudad administrada por Qixia.

Los esfuerzos de rescate continúan para encontrar al último minero atrapado, del que no hay noticias por el momento.

Hay muy pocas esperanzas: lo más probable es que este trabajador no haya comido en dos semanas, y los rescatadores no saben dónde está.

Muestras de ADN

La deflagración cubrió el pozo de ventilación y dañó el teleférico que permitía a los mineros subir a la superficie.

Hace una semana se estableció contacto con un grupo de diez mineros atrapados a unos 580 metros de profundidad.

Gracias a un cable metálico insertado a través de un conducto perforado en la roca, los rescatistas pudieron enviar alimentos, medicinas y teléfonos a este grupo de mineros que encontraron.

El domingo por la mañana, los enormes obstáculos que obstruían el pozo cayeron al fondo, lo que facilitó que los mineros subieran a la superficie.

«Cada minero (rescatado) recibe una atención especial y es acompañado por un equipo médico, con apoyo psicológico», dijo el alcalde de Yantai.

«En cuanto a los muertos, los equipos de la policía científica están extrayendo pruebas de ADN para confirmar sus identidades», subrayó.

Continuar lectura

Mejores Noticias