Connect with us

Tragedia

El Líbano ve un aumento de las infecciones por coronavirus tras la explosión de Beirut

En el Líbano se ha producido un aumento espectacular de la propagación del coronavirus desde una explosión masiva en el puerto de Beirut el mes pasado que dañó gran parte de la capital. Según una evaluación del Comité Internacional de Rescate, el número de casos de COVID-19 ha aumentado en alrededor de 220% desde el brote del 4 de agosto.

«Esto se suma a todo lo que la gente tiene que afrontar», dijo en un comunicado Matías Meier, director nacional del grupo de ayuda. Después de la explosión, muchas personas «perdieron tanto su casa como su fuente de ingresos en un instante».

En los primeros meses de la pandemia, el Líbano logró mantener baja la tasa de infección, imponiendo rápidamente órdenes bien cumplidas de permanecer en casa, incluido un estricto toque de queda. Estas órdenes se levantaron varias veces y luego se volvieron a imponer.

El número de personas infectadas por día se mantuvo en las decenas. Pero el país registra desde mediados de agosto casi todos los días de 500 a 600 casos. El Ministerio de Salud Pública libanés ha registrado 18.375 casos desde la pandemia y estima que el número de muertos es de 172.

«Hay muchos grupos, lo que hace aún más difícil frenar la propagación», dijo Meier.

Esto se debe a que el sistema de atención de la salud del Líbano también ha atendido a unas 6.000 personas heridas en la explosión y también se ha ocupado de los daños causados a las instalaciones médicas como consecuencia de la explosión.

Según la Organización Mundial de la Salud, tres grandes hospitales de Beirut fueron cerrados después de la explosión y otros tres sufrieron daños parciales. En total, se perdieron unas 500 camas de hospital, según la OMS.

El ministro de salud provisional del país, Hamad Hasan, dijo a los medios de comunicación locales el mes pasado que el sistema de salud del Líbano está «al borde» de quedar desbordado y que los hospitales públicos y privados están casi llenos debido a las necesidades de las víctimas de la explosión y de los pacientes con COVID-19.

Las autoridades libanesas respondieron tratando de imponer un nuevo bloqueo en la segunda mitad de agosto. Pero para los aproximadamente 300.000 residentes de la ciudad, que según las autoridades perdieron su techo como resultado de la explosión, así como para miles de otras personas cuyas casas tienen ventanas y puertas destrozadas y balanceadas con bisagras, tales órdenes son difíciles de llevar a cabo.

Los funcionarios del Gobierno suavizaron entonces las restricciones después de que los propietarios de restaurantes, cafés y clubes nocturnos se negaran a cumplirlas. Acortaron el toque de queda, permitiendo a la gente salir de sus casas después de las 6 p.m. y dictaminaron que la mayoría de los negocios, incluidos los restaurantes, podían reabrir al 50% de su capacidad.

Incluso antes de la explosión, estos sectores fueron golpeados duramente por la crisis económica del país, que causó un fuerte aumento de los índices de pobreza. La corrupción política y la mala gestión son ampliamente culpadas por la crisis.

La ira generalizada creció cuando se supo que la explosión de unas 2.750 toneladas de nitrato de amonio en el puerto de la ciudad fue probablemente el resultado de años de negligencia del gobierno.

«Para nosotros, el Estado desapareció con la explosión», dijo Tony Ramy, jefe de un consorcio de propietarios de restaurantes, cafeterías, clubes nocturnos y pastelerías, en una manifestación de protesta contra las órdenes de quedarse en casa.

Los donantes internacionales han tratado de ayudar a aliviar la crisis. La Organización Mundial de la Salud ha enviado casi 25 toneladas de equipo de protección personal, y el Presidente francés Emmanuel Macron, que visitó el Líbano esta semana, ha anunciado una ayuda de más de 8 millones de dólares para el Hospital Universitario Rafika Hariri, la principal institución de salud pública que atiende a los pacientes con COVID-19.

El director de este hospital, Firass Abiad, apareció en Twitter esta semana para advertir de los peligros de la actual respuesta al coronavirus.

«El bloqueo ayuda a detener el virus, pero presiona a las empresas», escribió. «Necesitamos una estrategia con compromisos claros, basada en la ciencia y la cosecha, no en intereses personales, apoyada por todos. Entonces todos tendrán que adaptarse, o de lo contrario. De lo contrario, será un invierno duro».

Advertisement
Clic aquí para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tragedia

Escalofriantes fotos muestran la muerte de un agente de Nuevo México durante un control de tráfico

Un vídeo publicado en Internet muestra el momento en que un agente de policía de Nuevo México recibe un disparo durante un control de tráfico.

De acuerdo con la Policía Estatal de Nuevo México en un comunicado de prensa, el oficial Darian Jarrott inició una parada de tráfico en una camioneta Chevrolet blanca en la Interestatal 10 el 4 de febrero. Al conductor, identificado posteriormente como Omar Félix Cueva, de 39 años, se le pidió que saliera del vehículo.

Cuando salió de la furgoneta, Cueva llevaba un pequeño rifle en la mano, según el vídeo. A continuación, efectuó varios disparos contra Jarrott mientras éste atravesaba la parte trasera del vehículo, según las autoridades.

«Cueva» disparó varias veces más contra el oficial Jarrott, que resultó herido. Mientras Cueva corría hacia la parte delantera de la furgoneta por el lado del pasajero, disparó al oficial Jarrott a corta distancia en la parte posterior de la cabeza». – dice el comunicado de prensa.

Más tarde, un agente de las Investigaciones de Seguridad Nacional llegó al lugar de los hechos y comunicó a la Policía del Estado de Nueva York que el agente había sido abatido a tiros.

Cueva viajaba en dirección este por la I-10 cerca de la milla 116 y detuvo su vehículo y disparó contra dos agentes de la Policía Estatal de Nuevo México que acudieron al incendio. A continuación, Cueva siguió evadiendo a la policía y se dirigió al este por la I-10, según las autoridades.

Varios organismos policiales estatales, locales y federales, incluida la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, ayudaron a la policía estatal a capturar a Cueva.

Más tarde, «varios agentes de la ley dispararon a Cave mientras huía» e intentaban vaciar los neumáticos de su furgoneta, escribió la policía estatal.

«Antes de que la furgoneta se detuviera, Cueva salió de la furgoneta armado con un arma de fuego y disparó múltiples veces contra los agentes y los ayudantes», dice el comunicado de la policía estatal. «[La policía de Las Cruces] el oficial Adrián De La Garza y los ayudantes [del sheriff] Diego Herrera y Obed Marte devolvieron el fuego contra Cueva, que recibió varios disparos».

Cueva acabó muriendo después de que los agentes le dispararan.

Añadió que «el agente De La Garza recibió un disparo y fue trasladado por aire a un hospital de traumatología de Texas, donde fue tratado y dado de alta por las lesiones que ponían en peligro su vida». Los agentes asistieron a Cueva hasta que los paramédicos llegaron al lugar. Cueva sufrió heridas mortales y fue declarado muerto en el lugar de los hechos por la Oficina del Médico Forense».

 

Continuar lectura

Tragedia

Los incendios en el sur de Argentina provocan evacuaciones y heridos

BUENOS AIRES (AP) – Varios incendios en las provincias argentinas de Chubut y Río Negro, que las autoridades creen que fueron deliberados, han causado decenas de heridos y han evacuado y destruido unas 250 viviendas.

El gobierno argentino envió el miércoles dos helicópteros, tres aviones hidrantes, 12 carros bomba, vehículos de apoyo y más de 60 capataces de diferentes provincias para combatir las llamas que se propagaron la víspera y destruyeron unas 2.000 hectáreas.

Juan Cabandié, ministro de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, dijo a los periodistas que los incendios serían deliberados. «No sabemos quién es el responsable. Me preocupa mucho cómo en tres horas siete localidades se han visto afectadas por incendios deliberados… ¿cuál es el interés? No sé, para eso está la justicia». – dijo el funcionario, que se desplazará a la zona en las próximas horas.

Algunas de las localidades afectadas son Lago Puelo, El Hoyo, Cholila, El Maitén y Epuyén, al norte de la provincia de Chubut, en la Patagonia. Los vientos propagaron rápidamente las llamas, arrasando bosques y casas y quemando a decenas de personas, algunas de ellas de gravedad.

Pol Wisman, alcalde de El Hoyo, dijo que la lluvia que está cayendo ahora supone un cierto «alivio para organizar la situación después de lo que pasó ayer que fue dantesco».

El fuego rodeó la ciudad y hubo entre 20 y 30 heridos leves, además de viviendas quemadas, cuyo número aún no se ha determinado. Las líneas eléctricas están caídas y los transformadores quemados. Además, ha habido problemas con el suministro de agua.

Jorge Bonasea, director de operaciones de la Regional Chubut de Bomberos, señaló que las autoridades del Hospital de El Hoyo estaban evaluando la evacuación de los pacientes por el humo.

El alcalde de Lago Puelo, Augusto Sánchez, dijo que el incendio se preveía «catastrófico» y que, al parecer, había sido provocado por «descuido» o a propósito, sin dar detalles de cuál sería el objetivo.

El fuego comenzó el martes en un sector conocido como Las Golondrinas y avanzó hacia esta ciudad.

Alrededor de la misma hora, se produjo otro incendio en el Cerro Radal, que se descontroló debido al viento y a las altas temperaturas.

El fuego también alcanzó la zona de El Bolsón, en la vecina provincia de Río Negro.

Se ha cortado el tráfico de vehículos en la carretera nacional 40 para permitir el paso de los vehículos de las fuerzas de seguridad y los bomberos.

Veinte provincias argentinas se han visto afectadas por repetidos incendios desde 2020, en su mayoría provocados por la sequía.

Muchos de ellos han sido deliberados. Según las autoridades, las primeras causas son el uso del fuego para preparar las zonas de pastoreo. También las hogueras y las colillas mal apagadas.

Según el Servicio Nacional de Manejo del Fuego, Córdoba, en el centro del país, fue la más afectada el año pasado con unas 331.000 hectáreas quemadas, mientras que en todo el país se destruyeron más de un millón.

El Servicio Meteorológico Nacional indicó que el país sudamericano experimentó una extensa y prolongada sequía que afectó a más de la mitad del territorio. La falta de lluvias hizo que 2020 fuera el año más seco desde 1995.

Continuar lectura

Tragedia

Una mujer fue atacada por una jauría de perros cerca de Pucara

Las cámaras de vigilancia captaron el momento en que una mujer fue atacada por una jauría de perros en la zona de Pucara, al sur de la ciudad de Cochabamba.

Según el vídeo, difundido en las redes sociales, la mujer caminaba por la calle de la zona cuando es atacada por un perro que la hace caer, en el suelo se acercan otros perros y comienzan a morderla mientras la mujer trata desesperadamente de defenderse.

Después de varios minutos de ataque, los vecinos intervinieron para alejar a los perros, que le causaron heridas en las piernas, los brazos y la cara.

Según los informes, la mujer fue trasladada a un centro de salud para ser atendida.

Continuar lectura

Mejores Noticias