Connect with us

Economia

China suspende las importaciones de aves de corral de la fábrica de Tyson Foods en Arkansas

China está deteniendo las importaciones de aves de corral de la fábrica de Tyson Foods en Arkansas después de un brote de casos de coronavirus en la planta.

La oficina de la Administración General de Aduanas de la nación emitió un comunicado el domingo diciendo que los envíos de la planta se suspenderían temporalmente y los productos que ya habían llegado serían incautados.

Tyson Foods confirmó a NPR que el anuncio se refiere a la planta de Berry Street en Springdale, Arkansas, donde 227 trabajadores dieron positivo por el coronavirus a principios de este mes. Según Tyson, todos menos cuatro eran asintomáticos.

La compañía informó que las pruebas de sus instalaciones en el noroeste de Arkansas mostraron que 481 empleados – o el 13% de los 3.748 empleados – dieron positivo. La compañía dice que 455 de estos empleados (95%) son asintomáticos.

En un comunicado, Tyson Foods dijo que estaba investigando los informes de la suspensión.

«En Tyson, nuestra principal prioridad es la salud y la seguridad de los miembros de nuestro equipo, y trabajamos estrechamente con el Departamento de Seguridad y Control de Alimentos de los Estados Unidos para asegurarnos de que producimos todos nuestros alimentos de acuerdo con los requisitos de seguridad del gobierno», dijo la compañía.

Los funcionarios de salud encontraron que el coronavirus se propaga principalmente a través de las gotas respiratorias en lugar de los alimentos. Sin embargo, en los últimos días China ha reforzado las pruebas de productos alimenticios después de que se detectara un aumento de casos de coronavirus en el gran mercado de alimentos de Pekín.

Los resultados positivos en las instalaciones de Arkansas no son los primeros para la empresa. En mayo, la compañía anunció que unos 570 trabajadores dieron positivo en una planta de procesamiento en el condado de Wilkes, Carolina del Norte. En abril, la compañía suspendió las operaciones en la planta de cerdos de Columbus Junction, Iowa, después de que más de dos docenas de empleados dieran positivo por el coronavirus.

Economia

Francia está de acuerdo en destinar 110 millones de dólares a ayudar a los programas sociales en Bolivia

Francia ha anunciado hoy una ayuda de 800 millones de euros (unos 900 millones de dólares) a los países de América Latina y el Caribe para luchar contra la pandemia del Covid-19, en el marco del fortalecimiento de la cooperación entre Europa y la región y los Estados Unidos y China. En total, se espera que se asignen 100 millones de euros (110 millones de dólares) a programas sociales en Bolivia.

Esa suma, en forma de subvenciones y préstamos, está destinada a financiar «la asistencia de emergencia a los sistemas de salud», «contribuir a garantizar los medios de vida de los pueblos indígenas y de la población más vulnerable, especialmente las mujeres» y «preparar una recuperación sostenible después de la crisis», dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia en un comunicado.

En Brasil, entre los principales países beneficiarios, se prevén 200 millones de euros (unos 230 millones de dólares) para programas de ayuda de emergencia para las poblaciones desfavorecidas.

La Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) también movilizará 160 millones de euros (180) en préstamos a los bancos regionales de desarrollo brasileños.

En Colombia, 135 millones de euros (150 millones de dólares) apoyarán las inversiones de las autoridades locales en infraestructuras básicas.

En la República Dominicana, un préstamo de 200 millones de euros (225 millones de dólares) de la AFD financiará medidas extraordinarias en materia de salud, sociales y económicas.

Los ministros de relaciones exteriores de los 18 países europeos (entre ellos Francia, España, Italia y Alemania) y de América Latina (entre ellos México, Brasil, Colombia y Argentina) también acordaron en una videoconferencia fortalecer el diálogo político y la cooperación entre los dos continentes, así como la solidaridad en la lucha contra el Covid-19.

Además, expresaron su apoyo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha sido muy criticada por los Estados Unidos, que la acusan de favorecer a China en la crisis sanitaria.

«Ni Europa ni América Latina están interesadas en un cierre cara a cara con Estados Unidos por un lado y China por el otro», dijo el centro diplomático europeo.

Continuar lectura

Economia

El ex primer ministro francés François Fillon fue encarcelado por el escándalo del «trabajo falso».

Un tribunal francés ha dictaminado que el ex primer ministro François Fillon es culpable de pagar a su esposa más de un millón de euros en fondos públicos por «trabajo falso».

Fillon fue sentenciado a cinco años de prisión, tres de los cuales pueden ser servidos a la comunidad. También tendrá que pagar una multa de 375.000 euros y se le prohibirá presentarse a las elecciones durante 10 años.

Su esposa Penélope recibió una sentencia de tres años con suspensión de la pena, una multa de 375.000 euros y una prohibición electoral de dos años.

Sus abogados dijeron que apelarían el veredicto.

Los fiscales señalaron la falta de pruebas objetivas de su trabajo, incluida la falta de declaraciones de licencia remunerada o licencia de maternidad. Su salario era hasta nueve veces el salario mínimo de Francia.

El juicio se inició por una investigación del semanario satírico francés Canard Enchainé publicada en enero de 2017.

El periódico supuestamente tuvo a la esposa de Fillon, Penélope, como su asistente parlamentaria durante 15 años – excepto que no había pruebas de que ella hubiera hecho ningún trabajo.

El caso arruinó la candidatura del presidente Fillon para 2017, en el momento en que fue elegido como ganador, allanando el camino para la elección de Emmanuel Macron.

Ni siquiera pasó la primera ronda de las elecciones de abril de 2017.

Fillon, de 66 años de edad, insistió en que su esposa ganara dinero honestamente, diciendo «no hay duda» sobre la naturaleza de la cooperación de su esposa.

Durante el juicio, también defendió la contratación de su hija Marie y su hijo Charles como asistentes de 2005 a 2007. Los salarios recibidos se estiman en más de 117 000 euros.

En marzo de 2017 se le acusó de «malversación de fondos públicos», «ocultación y complicidad en el abuso de la propiedad corporativa» e «incumplimiento de las obligaciones de presentación de informes al HATVP (el alto organismo francés para la transparencia de los funcionarios públicos)».

Fillon fue anteriormente Primer Ministro del gobierno de centro-derecha de Nicolas Sarkozy de 2007 a 2012.

Continuar lectura

Economia

Banco Mundial: La recesión es la más profunda en décadas

En un nuevo informe del Banco Mundial se advierte que una pandemia ha sumido a la economía mundial en una profunda recesión de proporciones históricas y que las perspectivas de recuperación económica son sombrías, en particular para los países en desarrollo.

El informe Perspectivas Económicas Mundiales, publicado el lunes, compara la actual crisis económica con las otras 13 recesiones que han afectado a la economía mundial desde 1870. Esta recesión es la primera desencadenada únicamente por una pandemia y es enorme.

Aquí hay cinco hallazgos principales del informe – cuatro pesimistas y uno cautelosamente optimista:

1. Históricamente, esta es la peor recesión mundial en varios sentidos.

Se espera que la economía global en general se contraiga en un 5,2% este año, según el informe. Esto nos pone en medio de la recesión más profunda desde el final de la Segunda Guerra Mundial, cuando la última vez hubo un declive comparable.

Esto afecta a más países que cualquier recesión de 1870, incluso en tiempos de gran crisis. Para los países que el Banco Mundial describe como «mercados emergentes y en desarrollo», están experimentando la recesión como grupo por primera vez en más de 60 años.

Esto muestra «cuán profunda, cuán amplia y cuán sincronizada es la crisis», dice Ayhan Kose, director del Grupo de Perspectivas del Banco Mundial.

A los economistas también les preocupa la rapidez con que se han deteriorado las perspectivas económicas en comparación con recesiones anteriores.

En febrero, las previsiones seguían previendo un crecimiento económico para este año. Pero en pocas semanas, eso cambió cuando los países cerraron repentinamente y la actividad económica se detuvo.

En abril, el Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que la economía mundial se estaba «reduciendo rápidamente» en un 3%. Ahora, dos meses después, el pronóstico es 5.2% – 70% peor.

Estos rápidos cambios pueden deberse en parte a la mayor cantidad de información de la que disponen ahora los economistas, pero el informe también dice que es un reflejo de cuánta incertidumbre sigue habiendo en la pandemia, lo que significa que la recesión económica todavía puede empeorar mucho, mucho más. De hecho, (la OCDE) ya predice cifras peores:

pérdidas económicas del 6%, que disminuirán aún más hasta el 7,6% si la segunda ola del coronavirus golpea. La OCDE lo llama la peor recesión en casi un siglo.

Todo ello a pesar del «apoyo político sin precedentes» de los gobiernos y las instituciones de crédito, que «ya han superado con creces» los promulgados durante la crisis financiera de 2008-2009. Muchos países han puesto en marcha planes de redes de seguridad social en gran escala y han reducido los tipos de interés.

La financiación y los préstamos de instituciones como el FMI y el Banco Mundial también fueron «únicos e inusuales», dice Danny Leipziger, profesor de negocios internacionales de la Universidad George Washington y ex vicepresidente del Banco Mundial.

«Hasta ahora, lo que hemos visto de los responsables de la toma de decisiones ha sido realmente notable», dice Kose, «pero es una contracción verdaderamente histórica, aunque no se mire».

2. Decenas de millones de personas serán empujadas de nuevo a la pobreza.

El Banco Mundial pronostica que los mercados emergentes y emergentes disminuirán en un promedio del 2,5% este año, lo que no parece tan malo como el promedio mundial (5,2%) o de los países de altos ingresos (7%). Pero esta cifra oculta enormes diferencias regionales y nacionales, dice David Evans, investigador principal del Centro para el Desarrollo Global. América Latina y el Caribe, por ejemplo, están cubiertos por esta categoría, pero se proyecta que se reducirán en un 7,2%.

«Otro punto realmente importante es que en los países de bajos ingresos hay muchas más personas que están cerca del umbral de la pobreza, por debajo y por encima de él», dice Evans. «Así que un choque mucho menor en un país de bajos ingresos puede tener un impacto mucho mayor en la conducción de las personas a la pobreza».

El Banco Mundial predice que hasta 60 millones de personas que han salido de la pobreza podrían verse empujadas por debajo del umbral de la pobreza extrema debido a las pérdidas de ingresos por una pandemia. Esto no ayuda a que muchos países en desarrollo entren en el año 2020.

Esto deja aún menos recursos económicos para garantías como el apoyo monetario, los préstamos para pequeñas empresas, los bancos de alimentos y el seguro de desempleo.

3. A medida que los países ricos son atacados, los países más pobres sufrirán más a largo plazo.

Según Leipziger, los países en desarrollo se enfrentan a tres riesgos principales de pandemia: «Existe una amenaza inmediata para la salud, existe un riesgo económico secundario y la gestión de la deuda, y un tercer riesgo de que el sistema mundial se transforme en una vía aún menos beneficiosa para los países en desarrollo».

Leipziger dice que incluso antes de la pandemia, algunos países más ricos se estaban alejando del comercio y la cooperación mundiales, lo que ha perjudicado a los países en desarrollo al reducir las inversiones y cortar los mercados de exportación de petróleo, metales y otros bienes que suministran.

Como la recesión golpea a los países ricos con la misma fuerza, o incluso más, le preocupa que la inversión, el comercio y el turismo en los países de ingresos más bajos caigan más tiempo de lo habitual. Esto hará aún más difícil que los países de ingresos más bajos luchen contra la pobreza e inviertan en cosas como la educación, que construye el potencial de crecimiento futuro de sus economías.

«Cuando se produzca este tipo de recesión profunda, quedarán largas cicatrices en la economía y permanecerán durante mucho tiempo», dice Kose.

4. Incluso en el mejor de los casos, los números son «devastadores».

Digamos que todas las medidas de bloqueo en las economías desarrolladas se suprimirán para julio (y los mercados y las economías emergentes se están desarrollando un poco más tarde, ya que muchos están experimentando retrasos en los brotes). Kose dice que este escenario positivo continuaría reduciendo la economía mundial en un 4%, el doble del ritmo de la recesión mundial en 2009.

«La conclusión es que, aunque se intente ser optimista, las cifras que se ven son bastante devastadoras», dice Kose.

Dice que el informe debería dejar claro que, por muy desmembrado que esté, «tenemos una crisis muy grave en nuestras manos», y que los responsables políticos deberían estar dispuestos a apoyar, especialmente a los países en desarrollo que no son capaces de controlar la pandemia y algunas economías avanzadas han sido capaces de hacerlo.

5. La crisis ofrece la posibilidad de una mejor reconstrucción.

«La crisis nos muestra que la salud es la prioridad número uno», dice Kose. «Si hay medidas [sanitarias] integrales serias que resulten de esta sección, tal vez la crisis no se desperdicie».

Por ejemplo, las estaciones de lavado de manos se han vuelto más accesibles como resultado de una pandemia.

Evans dice que hay muchas oportunidades para una mejor recuperación: espera que, debido a que la pandemia estaba tan extendida, reviva en muchos países la aplicación de sistemas de preparación para la pandemia.

Se están aplicando programas de educación correctiva para ayudar a los estudiantes a ponerse al día con la escuela, pero dice que se pueden poner en los sistemas educativos ordinarios para mejorar el aprendizaje. Y los planes de redes de seguridad social que han creado tantos países pueden ampliarse o reforzarse para hacer frente a la pobreza y la desigualdad.

«Existe la tentación de decir: «Hemos gastado mucho», dice Evans, y los países han gastado mucho. Pero ésta es una crisis económica sin precedentes. Por lo tanto, necesitamos una respuesta sin precedentes».

Continuar lectura

Mejores Noticias