Connect with us

Ultimas Noticias

Bolsonaro llama al coronavirus «gripe pequeña». En los hospitales brasileños, los médicos conocen la horrible realidad

En la ciudad más grande y más infectada de Brasil, el coronavirus aún no ha alcanzado su nivel máximo, pero el sistema de salud se está desmoronando claramente a nuestro alrededor.

Mientras que los médicos luchan valientemente para salvar vidas, el presidente del país, Jair Bolsonaro, parece estar más enfocado en otro paciente enfermo: la economía de su país.

Brasil se convirtió esta semana en el segundo país con mayor número de infecciones en el mundo después de los Estados Unidos, con más de 330.000 casos confirmados.

Pero Bolsonaro, que una vez descartó el Covid-19 como «pequeña gripe», instó a las empresas a reabrir, a pesar de que muchos gobernadores hicieron hincapié en el aislamiento social para frenar la propagación.

En la enorme unidad de cuidados intensivos (UCI) del Instituto de Enfermedades Infecciosas Emilio Ribas de São Paulo, la ira surge entre los médicos cuando les preguntan por los comentarios del Presidente. «Asqueroso», dice uno. «Irrelevante» declara otros.

El Dr. Jacques Sztajnbok es más reservado. «Esto no es una gripe. Es lo peor que hemos tenido en nuestra vida profesional».

Sus ojos son lentos y estrechos cuando le pregunto si está preocupado por su salud. «Sí», dice dos veces.
Las razones por las que esto se explicó en el abrumador silencio del IIOM.

El coronavirus mata detrás de la cortina, en un silencio sofocante que es tan distante y ajeno a los trastornos globales y las ruidosas divisiones políticas que inspiraron. Pero cuando se quita la vida, da mucho miedo.

La primera ruptura notable en el silencio es la luz roja parpadeante.

La segunda es la cubierta del pelo del doctor, moviéndose arriba y abajo justo encima de la pantalla de privacidad, cuando sus rígidos hombros proporcionan al paciente fuertes y despiadadas compresiones en el pecho.

La paciente tiene más de 40 años, y su historial médico ha hecho que las posibilidades de su supervivencia sean malas. Pero el cambio, cuando llega, es repentino.

Viene otra enfermera. En el OIM, el personal médico se detiene en la cámara exterior para vestirse y lavarse, pero sólo un momento antes de entrar.

En el pasillo exterior, el médico tiembla, tirando torpemente del vestido. Estos momentos han ocurrido innumerables veces en la pandemia, pero ese día ya no es más fácil.

Esta OIM está llena, y el pico en São Paulo es probablemente en dos semanas.

A través de la bata de cristal, entretejer fuertemente y rodear la cabeza del paciente; para el reemplazo de la tubería; cambiar de actitud; cambiar de posición y liberarse de la agotadora tarea. Sus despiadadas presiones sobre el puente la mantienen viva.

El doctor entonces emerge de la frente para quedarse en el pasillo más fresco. Las puertas de cristal deslizante se abren – un ruido raro – cuando llega otro. Durante 40 minutos, la concentración loca y silenciosa continúa.

Y luego, sin una advertencia audible, se detiene repentinamente. Las líneas de los monitores cardíacos están permanentemente planas.

El virus corona ha destruido nuestras vidas de forma tan generalizada, pero su forma de matar permanece a menudo oculta en las unidades de cuidados intensivos, donde sólo los valientes profesionales de la salud ven el trauma. Y para el personal aquí está más cerca cada día.

Dos días antes de nuestra visita, perdieron a su enfermera de 28 años, la novia de Mercia Alves.

Hoy están juntos en un vaso de otra sala de aislamiento, en la que el médico de su equipo está intubado. Otro colega dio positivo ese día. Parece que la enfermedad que llenaba su hospital les ha sido transferida.

El Hospital Emilio Ribas está lleno de malas noticias – no hay lugar para dormir antes de la cumbre, y el personal está muriendo por el virus – pero está mejor equipado con la ciudad de São Paulo.

Y este es un oscuro remolque para las próximas semanas de Brasil.

Su ciudad más grande es la más rica, y el gobernador local insistió en el cierre y los faciales. Aún así, el número de muertes es de casi 6.000, y más de 76.000 casos confirmados son una señal aterradora de lo que – incluso en el lugar mejor preparado de Brasil – se espera que venga.

Bolsonaro, que recientemente comenzó a llamar «guerra» a la lucha contra el virus, no es una riqueza para la salud. Pero el 14 de mayo, dijo: «Tenemos que ser valientes para enfrentarnos a este virus». ¿Se está muriendo la gente? Sí, y lo lamento. Pero muchos otros morirán si la economía continúa siendo destruida por esos [encierros].

»
La enfermedad es muy común en Fawelach
Al otro lado de la ciudad, no hay debate en los fawels.

Tener casi nada es común y hace tiempo trajo su propia forma de aislamiento del resto de la ciudad. Pero la prioridad aquí ha sido clara desde hace mucho tiempo: la supervivencia.

Renata Alves se ríe, mueve la cabeza y dice «no importa» cuando se le pregunta por la opinión de Bolsonaro, el virus es simplemente un «resfriado». Su caso es grave y cada hora

A su alrededor, la urgente tarea de mantenerse vivo es un sonido. En una habitación hay filas de máquinas de coser en las que las mujeres aprenden a volver a sus calles y empiezan a hacer máscaras con todo lo que encuentran.

En otra, se traen 10.000 comidas, se preparan y luego se envían, en pequeñas cantidades, a las calles incapaces de poner comida en sus propias mesas durante el bloqueo.

Alves, un voluntario del grupo de ayuda de la Favela G10, va a una de las zonas más afectadas de la Suburbiof Paraisopolis. Estrechas y densas calles y callejones explican por qué la enfermedad aquí es tan común.

Alves se da cuenta de que sólo conoce la mitad del cuadro de un potencial de 100.000 pacientes. Sólo si alguien tiene tres síntomas puede ofrecer una prueba de Covid-19 e incluso pagarla un donante privado. Muchos casos permanecen sin ser detectados.

«La mayoría de las veces la prueba se realiza cuando una persona ya está en una etapa avanzada de la enfermedad», dice, caminando a casa de Sabrina, aislándose asmático con tres niños en tres habitaciones diminutas.

Los médicos utilizan un hisopo de madera para revisar la linterna en la parte posterior de la garganta y saludan a los niños aburridos y aturdidos antes de seguir adelante.

«Las cosas pueden ser difíciles», dice Alves. «Una mujer obesa necesitó ocho personas para llevarla a nuestra ambulancia. Y un hombre con Alzheimer… tuvimos que preguntar a la familia si podíamos sacarlo físicamente de su casa. Es difícil». La mujer sobrevivió, el hombre murió.

En lo alto de la calle atestada, la multitud, cuando todo el mundo parece salir en un camión de basura, está Maria Rosa da Silva.

La mujer de 53 años afirma que se infectó con el virus en el mercado a pesar de que llevaba una máscara y guantes. Así que está «cerrada» tres pisos más arriba en su terraza verde, sin pasamanos. Parece que la distancia social es posible aquí sólo si se hace en vertical.

«La gente como yo en riesgo está muriendo», insiste. «Incluso ayer, el dueño de la farmacia murió. Muchos pierden la vida por descuido. Si es por el bien de la sociedad, tenemos que hacerlo.»

La responsabilidad social en estas calles peligrosas y pobres también ha llevado a la creación de un centro de aislamiento de una escuela abandonada.

El gobierno ha donado un edificio financiado privadamente a un proyecto que actualmente tiene docenas de pacientes. Está listo, con dormitorios uniformes brillantes monitoreados por CCTV, para muchos otros.

Otros signos de preparación son menos reconfortantes. En las colinas de São Paulo, el cementerio de Vila Formosa está lleno de luto y bostezo de anticipación – cubierto con interminables tumbas vacías y frescas.

El funeral parece tener lugar cada 10 minutos, e incluso eso no perjudica a los numerosos agujeros nuevos cavados en el polvo rojo.

Brasil tuvo la ventaja – durante al menos dos meses vio como la tragedia del virus de la corona envolvía al mundo.
Pero la innegable evidencia de la enfermedad del horror en todo el mundo ha dado lugar a noticias contradictorias del gobierno.

Y el número de muertos y un conjunto de nuevos casos – aunque son tan espantosos – probablemente no reflejan toda la tragedia que ya está en marcha.

Lo que ha sucedido en otros lugares – y enviado advertencias a través del planeta – está sucediendo aquí, después de todo, y podría ser aún peor.

Advertisement
Clic aquí para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ultimas Noticias

Las entradas a la escuela comienzan entre varias observaciones

El lunes se inicia el período de inscripción en medio de una serie de preguntas de diferentes sectores, comenzando por cómo se inscribirán los padres que no tienen acceso a Internet, los requisitos en las escuelas privadas, entre otros.

La Resolución Ministerial No. 001/2021, emitida durante el fin de semana, establece el proceso de inscripción para los nuevos estudiantes a partir del lunes 18 al 22 de enero a través de la plataforma del Ministerio de Educación académico.sie.gob.bo además, los estudiantes deben presentar los requisitos en formato digital PDF.

El Times, en contacto con algunos profesores, era consciente de las preocupaciones del sector y de los administrativos de que las directrices de la resolución dejan una serie de lagunas, por lo que están exigiendo su cumplimiento.

«Hay padres que no están en manos de la tecnología, no tienen acceso a Internet, no conocen el manejo de la red; entonces, cómo se va a llevar a cabo el proceso de inscripción si la inscripción se determinó a través de plataformas», dijo un profesor de Los Tiempos.

Por otra parte, señalaron la improvisación en la determinación del período de reclutamiento en los fines de semana y apostaron que «cada unidad educativa debe publicar el calendario de reclutamiento para el primer año de la escuela y los nuevos estudiantes a través de medios orales, escritos, paneles, pinturas murales y otros, considerando la capacidad física instalada de la unidad educativa en el aula y paralelamente según el techo presupuestario».

Dudas

Además, los padres que tienen hijos en instituciones educativas privadas han rechazado la resolución ministerial porque no aborda aspectos importantes como el costo de las pensiones escolares y el requisito de pagar todas las cuotas, entre otros.

La legislación establece que «las madres, los padres o los tutores deben cumplir sus obligaciones contractuales (pensiones) para una inscripción no discriminatoria».

«Si un estudiante no está matriculado en una unidad de educación privada, se asegura el derecho de matricularlo en cualquiera de las unidades o convenios de educación fiscal», dice el documento.

Sin embargo, los representantes de la industria dicen que las unidades de educación privada a nivel nacional, los padres y el Ministerio de Educación deben evaluar la situación económica de las familias, lo que sería el punto de partida para la regulación de las pensiones escolares en este gobierno.

En cuanto a las pensiones escolares, la Resolución 001 establece que «el aumento de las pensiones de los ejecutivos en el año 2021 dependerá de la aprobación del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas. El incumplimiento de esta previsión será sancionado con una multa por la entidad educativa privada».

El sector considera que la resolución ministerial debería haber incluido aspectos específicos para el sector privado.

Recordaron que debido a la pandemia, muchos padres no podían cumplir con sus obligaciones, por lo que tenían que recurrir a los plazos.

Los padres consideran que no se deben aumentar los gastos de escolaridad, ya que el trabajo se hará a distancia durante el período debido al aumento de los casos de covid 19.

En vista de estas inconsistencias, se ha programado una reunión entre las autoridades y los padres de las escuelas privadas esta semana.

Las escuelas sin filas para inscribirse

A diferencia de otros años, el anuncio de inscripción para este 18 de enero no reunió a los padres en diversas instituciones educativas como es habitual.

Para un recorrido por las zonas educativas de Cochabamba y La Paz, no hubo largas colas y los padres durmieron a la intemperie a pesar del mal tiempo.

Continuar lectura

Tragedia

Al menos 37 fallecidos por el fuerte sismo en Indonesia

Al menos 37 personas perdieron la vida en un fuerte terremoto ocurrido el viernes en la isla Sulawese de Indonesia que provocó el derrumbe de varios edificios, entre ellos un hospital donde los rescatistas buscaban supervivientes.

El temblor de 6,2 grados de magnitud durante la noche dejó varios cientos de heridos y causó pánico entre los residentes de Célebes occidental, que ya ha sufrido un desastre aún mayor en 2018.

«Hemos extraído (de los escombros) 29 personas muertas», en las afueras de Mamuju, la capital de la provincia, dijo arianto, el jefe local de los equipos de rescate. Diez sobrevivientes fueron rescatados entre las ruinas, añadió, aunque no pudo precisar cuántas personas podrían estar aún atrapadas.

Otras ocho personas perdieron la vida en Majene, una ciudad de la región de Mamuju, dijo el jefe del organismo nacional de gestión de desastres.

En Mamuju, una ciudad de 110.000 habitantes, los rescatistas buscaban a más de una docena de pacientes y personal médico desaparecidos bajo los escombros de un hospital.

«El hospital está destruido. Se ha enrollado. Hay pacientes y prisioneros del personal del hospital entre los escombros y estamos tratando de evacuarlos». – Arianto le dijo a la agencia de noticias AFP.

Al menos un hotel se derrumbó con temblores y la sede del gobierno local sufrió graves daños, según los trabajadores de rescate.

El temblor de tierra con una magnitud de 6,2, según el Instituto Geofísico de los Estados Unidos (USGS), ocurrió el viernes a las 02H18 hora local (18H18 GMT del jueves). El epicentro estaba situado a 36 km al sur de Mamuju, a una profundidad significativa de 18 km, usgs especificados.

Las fotos muestran a los residentes huyendo en moto o en coche y conduciendo a través de techos de chapa colapsados y edificios dañados.

«Las rutas se rompieron y varios edificios se derrumbaron», dijo Hendra, un testigo de 28 años que vive en Mamuju. «Los temblores fueron muy fuertes (…) Me desperté y me escapé con mi esposa.»

Riesgo de réplicas
El organismo meteorológico y geofísico de Indonesia advirtió de la posibilidad de nuevos temblores e instó a los residentes a evitar la costa debido al riesgo de tsunamis.

«Las réplicas podrían ser iguales o más fuertes que (el temblor) de esta mañana», dijo Dwikorita Karnawati, jefe de la agencia.

Todo el mundo está «en pánico porque las autoridades nos han advertido que podría haber réplicas del tsunami», dijo Zulkifli Pagessa, un vecino de Mamuju, a la AFP.

Para el jueves, un temblor de magnitud 5.8 ya se había sentido en la región, sin dejar daños importantes.

Después del ismo del viernes, los deslizamientos de tierra rompieron el acceso a una de las principales rutas de la provincia. El aeropuerto local de Mamuju también fue dañado.

El archipiélago indonesio está en el «Cinturón de Fuego del Pacífico», una zona de fuerte actividad sísmica.

La región de Palu, en la isla de Sulawese, fue golpeada por un violento terremoto de magnitud 7,5 en septiembre de 2018, seguido de un devastador tsunami.

El desastre dejó más de 4.300 muertos y desaparecidos y al menos 170.000 desplazados.

En 2004 se registró otro terrible terremoto de magnitud 9,1 frente a las costas de Sumatra, que provocó un tsunami que mató a 220.000 personas en la región, unas 170.000 de ellas en Indonesia.

Continuar lectura

Ultimas Noticias

Beni: anuncian inundaciones en los pueblos cercanos a la Ley del Río Mamoré

Ante las fuertes lluvias que vienen cayendo desde hace varios días en el Beni, expertos del servicio meteorológico del departamento han lanzado un llamado de alerta a la población, que califica para un inminente desbordamiento de los ríos Mamoré, Yapacaní e Ichilo, por lo que anuncian fuertes inundaciones, especialmente en Trinidad.

Las inundaciones en esta región del país afectan principalmente al sector ganadero, que debe prever el traslado de miles de cabezas de ganado a zonas altas para evitar pérdidas.

Según el portal Publiagro Jesús, Hugo Leigue, miembro de la Meteorología de Aasana de Beni, ha alertado a los habitantes de la región para que tomen medidas preventivas. «Debemos anunciar la inminente inundación que afectará a muchas poblaciones, entre ellas Trinidad y Yacuma, todas ellas cercanas a la cuenca del río Mamoré», dijo.

Desde el lunes hasta ayer las lluvias causaron extraordinarias inundaciones en el río Ichilo, de 13,2 metros de altura, aunque los límites normales son de 9 metros.

En enero de 2019, más de 3.400 cabezas de ganado se inundaron en el departamento del Beni.

Averigüe más…

Beni, la segunda región de cría más grande del país

Tiene más de 3 millones de cabezas de ganado. Va detrás de Santa Cruz.

El Beni se destaca por su estado de salud

El sector ganadero exige declaraciones sin fiebre aftosa sin vacunación.

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator

Continuar lectura

Mejores Noticias