Connect with us

Ultimas Noticias

СVID-19: cómo Brasil le está fallando al pueblo autoctono

Las tribus autóctonas del Brasil deberían estar más seguras que el resto de la población del país, muy afectada por la pandemia de COVID-19, ya que sus tierras deberían estar protegidas contra la entrada no autorizada.

En cambio, el coronavirus se propaga peligrosamente en sus territorios. Según la Secretaría Local de Salud, más de 8.000 habitantes autóctonos de la aldea desarrollaron COVID-19, lo que provocó 184 muertes.

Los pueblos autóctonos y los activistas de los derechos acusan al gobierno de ser incompetente, y las autoridades estatales no están dispuestas a proteger a los pueblos autóctonos de una coronación mortal. Los mineros ilegales que atacan regularmente los territorios protegidos y los trabajadores de la salud enviados por el gobierno son culpados por la principal fuente de infección

En la primavera, las tribus han intentado durante semanas separar sus reservas del virus, pidiendo donaciones y esperando que el gobierno les proporcione ayuda alimentaria para poder permanecer aisladas. Los partidarios locales dijeron que muchos no vinieron.

Las tribus autóctonas del Brasil deberían estar más seguras que el resto de la población del país, muy afectada por la pandemia de COVID-19, ya que sus tierras deberían estar protegidas contra la entrada no autorizada.

En cambio, el coronavirus se propaga peligrosamente en sus territorios. Según la Secretaría Local de Salud, más de 8.000 habitantes autóctonos de la aldea desarrollaron COVID-19, lo que provocó 184 muertes.

Los pueblos autóctonos y los activistas de los derechos acusan al gobierno de ser incompetente, y las autoridades estatales no están dispuestas a proteger a los pueblos autóctonos de una coronación mortal. Se culpa a los mineros ilegales que atacan regularmente los territorios protegidos y a los trabajadores sanitarios enviados por el gobierno de la principal fuente de infección.
Foto de archivo: Las tribus Tembé se reúnen en la reserva local de Tekohaw, en el estado de Pará, para discutir un plan que detenga a los invasores que amenazan a la tribu.
En la primavera, las tribus han intentado durante semanas separar sus reservas del virus, pidiendo donaciones y esperando que el gobierno les proporcione ayuda alimentaria para poder permanecer aisladas. Los partidarios locales dijeron que muchos no viniero.

Los líderes locales han pedido una acción urgente para proteger a sus ciudadanos de las consecuencias devastadoras de una crisis difícil de predecir.

Sin embargo, el miércoles, el presidente Bolsonaro vetó las leyes que requerían que el gobierno proporcionara a los habitantes autóctonos acceso a agua limpia, camas especialmente reservadas para cuidados intensivos en medio de una pandemia y la distribución gratuita de las necesidades básicas. La iniciativa traería consigo un gasto adicional que es «contrario al interés público», dice el presidente.

El Instituto Socioambiental, una ONG especializada en temas ambientales y sociales, calificó la decisión de «criminal».

A principios de este mes, la fiscalía brasileña abrió una investigación sobre una posible amenaza a los yanomami y yekwana en el estado norteño de Roraima, durante las misiones de los trabajadores sanitarios militares de los días 30 de junio y 1 de julio.

En presencia de una veintena de periodistas, entre los que se encontraban las AFP, realizaron pruebas y distribuyeron máscaras que podían llevarse a cabo sin el consentimiento previo de los pueblos indígenas y en violación de los principios de la distancia física. La AFP asegura que sus periodistas fueron probados poco antes de la misión y tomaron todas las precauciones necesarias

El Presidente del Consejo Local de Salud Yanomami, Junio Yanomami, que presentó la denuncia, dijo que la tribu pudo haber estado expuesta al covid-19 durante la misión. Como explicó al fiscal, los indígenas aislados son extremadamente vulnerables a los patógenos externos, por lo que el contacto con la misión puede considerarse un delito contra la salud pública.

También expresó su preocupación por la distribución de tabletas de cloroquina durante la misión porque nunca se ha demostrado su eficacia contra el coronavirus, dijo. Sin embargo, la clorochina, obstinadamente promovida por el presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro, que también se contagió con el coronavirus, es recomendada por el Ministerio de Salud de Brasil.

El Ministro de Defensa de Brasil, Fernando Azevedo, que ha observado la misión de los médicos militares en los territorios protegidos, dijo que la propagación de la pandemia entre las comunidades indígenas está bajo control.

Con una población de 212 millones de habitantes, Brasil es el segundo país más afectado del mundo. Cerca de 1,7 millones de personas se infectaron con el coronavirus y 68.000 personas murieron.

Advertisement
Clic aquí para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ultimas Noticias

El movimiento Hamás afirma haber disparado 130 cohetes contra Tel Aviv

Otras 106 personas han resultado heridas en la Franja de Gaza, enclave palestino controlado por el movimiento islamista Hamás, según las autoridades sanitarias locales.

Por su parte, la Yihad Islámica, el otro grupo islamista armado en la Franja de Gaza, anunció el martes la muerte de dos de sus comandantes en ataques israelíes contra el enclave.

Los militantes palestinos han disparado más de 200 cohetes contra Israel desde el lunes. El portavoz del Ejército, Jonathan Conricus, dijo que el sistema antimisiles Cúpula de Hierro de Israel ha interceptado más del 90% de ellos. Al menos seis israelíes resultaron heridos.

Israel respondió al lanzamiento de cohetes con 130 ataques de cazas y helicópteros contra objetivos militares en el enclave palestino que mataron a 15 comandantes de Hamás y de la Yihad Islámica, dijo Conricus a los periodistas.

Sin embargo, el portavoz aseguró que no había confirmación de que los civiles se vieran afectados por los ataques, y explicó que Israel atacó instalaciones de producción y almacenamiento de armas, zonas de entrenamiento de militantes y la casa de un comandante de Hamás, entre otros.

El martes se dispararon más cohetes desde el enclave palestino mientras el brazo armado de las Brigadas Kassam, vinculadas a Hamás, juraba convertir la ciudad israelí de Ashkelon (sur) en un «infierno».

Las tensiones de los últimos días en Jerusalén se han convertido en los peores disturbios en la ciudad desde 2017.

El pasado viernes, último del Ramadán, se produjeron enfrentamientos entre la policía preventiva israelí y los fieles palestinos en la Explanada de las Mezquitas, donde se encuentra la mezquita de Al-Aqsa, el tercer lugar más sagrado del Islam.

– llama a la calma -.

Los disturbios de la noche a la mañana en Jerusalén Este han causado cientos de heridos entre los palestinos y han dado lugar a llamamientos internacionales para que se reduzca la tensión. La ONU dijo el martes que estaba «profundamente preocupada» y condenó «cualquier incitación a la violencia».

Fuentes diplomáticas indicaron a la AFP que Egipto y Qatar, que han mediado en anteriores conflictos entre Israel y Hamás, estaban intentando rebajar las tensiones.

El Secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, condenó los ataques con cohetes de Hamás y dijo que «deben cesar inmediatamente».

El lunes, Hamás dio un ultimátum a Israel para que retire todas sus fuerzas de la Explanada de las Mezquitas y del barrio de Sheikh Jarrah, en Jerusalén Este, donde los inminentes desalojos de familias palestinas están provocando protestas.

El lunes, las sirenas sonaron en Jerusalén justo después de las 18:00 horas (15:00 GMT), la hora de la frontera fijada por el ultimátum de Hamás, y los cohetes comenzaron a dispararse mientras los residentes de Jerusalén, incluidos los diputados de la Knesset, huían a los búnkeres por primera vez desde el conflicto de Gaza de 2014.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que Hamás había «cruzado una línea roja» al atacar Jerusalén.

– «Si ellos suben, nosotros también». –

Las Brigadas Kassam dijeron que los ataques con cohetes eran una respuesta a las acciones israelíes en Sheikh Jarrah y en los alrededores de la mezquita de Al Aqsa.

«Este es un mensaje que el enemigo debe entender bien: si responden, responderemos, y si escalan, escalaremos» – confirmaron.

Los cohetes dañaron varias propiedades en Israel, entre ellas un apartamento en Ashkelon y una casa en Beit Nekofa, a unos 10 kilómetros al oeste de Jerusalén.

En cambio, un árabe israelí murió por heridas de bala en enfrentamientos con judíos israelíes en la ciudad de Lod (centro), según informó el lunes la policía.

– Piedras y balas de goma -.

La decisión del lunes de cancelar una marcha israelí en la Ciudad Vieja para conmemorar la toma de posesión de Jerusalén Este por parte de Israel suscitó esperanzas de calma.

Pero entonces expiró el ultimátum de Hamás, seguido del lanzamiento de cohetes que también obligó a evacuar el Muro de las Lamentaciones y otros lugares.

El lunes por la noche, como en las noches anteriores desde el viernes, los palestinos lanzaron piedras contra la policía israelí, que respondió con balas de goma, granadas de aturdimiento y gases lacrimógenos.

Según un reportero de la AFP, el martes había signos de calma en la Ciudad Vieja de Jerusalén, pero el riesgo de escalada seguía siendo alto.

La Media Luna Roja Palestina dijo que al menos 520 palestinos habían resultado heridos desde el lunes, y que más de 200 habían sido hospitalizados, cinco de ellos en estado crítico.

La policía israelí informó de 32 heridos en sus filas.

Continuar lectura

Ultimas Noticias

Caos en Tel Aviv tras los atentados de Hamás

Los usuarios captaron en vídeo un ataque del movimiento Hamás, que respondió con 130 cohetes sobre Tel Aviv, la segunda ciudad más grande de Israel, tras el bombardeo de un edificio situado en la Franja de Gaza por parte del ejército del país. consideraron la presencia de los líderes de los grupos.

La escalada de violencia en los dos territorios de Oriente Medio no ha cesado a pesar de los llamamientos de la comunidad internacional. Entre las decenas de víctimas de los continuos ataques que han afectado a los barrios residenciales de ambos lugares hay mujeres y niños.

Hace unos momentos, Hamás ha respondido afirmando que ha disparado 130 cohetes contra Tel Aviv, donde las autoridades han activado las alertas de ataque aéreo.

Antes del ataque, las autoridades israelíes de Tel Aviv instaron a la población a refugiarse. La advertencia tomó por sorpresa a muchas personas que se encontraban en lugares públicos, después de que se relajaran las medidas contra el coronavirus ante el avance de la vacunación contra el covid-19 en el país.

 

Se pudieron ver varios misiles lanzados por Hamás contra Tel Aviv en varios lugares, lo que hizo que la gente se desplazara rápidamente a los lugares donde podían impactar las ojivas.

Los ataques de Hamás se observaron desde varios puntos, tanto en Israel como en Gaza.

A través de varias plataformas, la gente informó del desastre en diferentes partes de la ciudad israelí, mientras la comunidad internacional pedía calma y que se detuviera el fuego entre los dos bloques.

Una mujer murió en la ciudad israelí de Rishon Letzion, cerca de Tel Aviv, tras ser alcanzada por un cohete disparado desde la Franja de Gaza, informó la policía israelí.

Con esta muerte, ya son tres las personas que murieron ese día debido a la avalancha de cohetes lanzados desde el enclave palestino. Desde el lunes, varios grupos armados de Gaza han disparado más de 500 cohetes.

Por otro lado, la comunidad palestina informó de que al menos 26 personas, entre ellas nueve niños y dos mujeres, murieron tras ataques llevados a cabo desde Israel.

Continuar lectura

salud

Advierten que la variante india del Covid-19 está presente en 44 países

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el miércoles que la variante Covid-19, que causó el reciente brote de infección en la India, está presente en al menos 44 países de todo el mundo.

El máximo organismo sanitario mundial afirmó que la variante B.1.617 de Covid-19, que se encontró en India en octubre, se ha detectado «en 44 países de seis regiones de la OMS» y dijo que ha recibido «informes de que se ha detectado en otros cinco países».

 

Continuar lectura

Mejores Noticias